El Mercedes-AMG Black Series es destronado en Nürburgring por el Porsche 911 GT2 RS

0

El Infierno Verde tiene un nuevo rey. Y con él, ha desplazado al que hasta ahora ostentaba dicha corona, el Mercedes-AMG GT Black Series. ¿Y quién ha sido el responsable de lograrlo? El Porsche 911 GT2 RS. Eso sí, con unas especificaciones «especiales».

Concretamente, este Porsche 911 GT2 RS cuenta con un kit Performance desarrollado por Manthey Racing, que incluye mejoras en chasis, frenos y aerodinámica, todos ellos desarrollados específicamente para el modelo. Entre los nuevos elementos, podemos destacar las llantas de aleación de magnesio del Pack Weissach (20 y 21 pulgadas que rebajan 11,4 kg) con cubiertas de fibra de carbono, nuevo alerón trasero, difusor específico, bajos carenados de fibra de carbono y nuevos elementos de canalización de aire en la parte frontal, dando como resultado un incremento en la carga aerodinámica del eje delantero de 49 a 70 kg a 200 km/h.

También hay una suspensión roscada con tres configuraciones diferentes para los amortiguadores delanteros y cuatro para los traseros, latiguillos metálicos y pastillas de freno de competición, para de esta forma lograr una mejor respuesta y capacidad del sistema de freno con discos PCCB, que ahora soporta mejor la fatiga. Además, se ha instalado un nuevo depósito de agua para la refrigeración de los intercambiadores de calor.

Su propulsor se mantiene intacto, con el 3.8 de seis cilindros con doble turbocompresor que arroja una potencia de 700 CV y 750 Nm de par motor.

El tiempo obtenido es de 6:43.330, equivalente a 6:38.835 en la antigua variante más corta. Una ligerísima rebaja respecto al 6:43.616 del Mercedes-AMG GT Black Series, pero que sobre el papel, le ha quitado el trono.

Este kit se puede adquirir a través de Porsche Tequipment en los Centros Porsche de Europa, y se puede complementar con una garantía aprobada por la marca para cada unidad que lleve el kit instalado.

También podría gustarte