El Renault ZOE pierde las cinco estrellas Euro NCAP: ¿Por qué?

0

Euro NCAP llega con una nueva tanda de pruebas de impacto y como viene siendo habitual, siempre hay algunos modelos que despuntan en el mal sentido. Lo que ya es menos habitual es que precisamente lo haga un modelo de una firma que tradicionalmente ha logrado excelentes puntuaciones en dichas pruebas de impacto, y el otro modelo protagonista sea de la firma de bajo coste. Estamos hablando de Renault y Dacia.

El primero de los protagonistas es el Renault ZOE, un modelo que llegó al mercado en 2012 y que en 2019 recibió un lavado de cara y que supuso incluso un receso en materia de seguridad, al reemplazar el airbag lateral de cabeza y tórax del asiento por otro de tórax cuya efectividad es inferior. Tal y como define el organismo: «el ZOE brinda una pobre protección en todo tipo de impactos, carece de tecnologías precolisión significativas y ofrece una pobre protección a los usuarios vulnerables». ¿El resultado? Cero estrellas. Es, por tanto, el tercer coche de la historia junto con el Fiat Panda en 2018 y Fiat Punto en 2017 en tener el dudoso honor de no obtener ninguna estrella.

También ha tenido mucho que ver en la regresión de su nota el hecho de que cada dos años se endurecen las condiciones en las pruebas de choque, y habiendo pasado casi una década desde entonces y sin haber sufrido mejoras en ese sentido, parece lógico que pierda estrellas, aunque no esperábamos que fuese a perder todas.

¿Y qué hay del Dacia Spring, el otro protagonista? En este caso se ha conformado con una estrella. El organismo describe un alto riesgo de lesiones potencialmente mortales en el pecho del conductor y cabeza del pasajero trasero en las pruebas de impacto frontal, así como protección marginal para el pecho en caso de impacto lateral. También saca una mala nota en tecnologías de precolisión.

También podría gustarte