Este Ford Focus (o lo que queda de él) tiene el motor de un Nissan GT-R con 850 CV

0

La mítica subida a Pikes Peak de este año nos va a traer cartuchos muy interesantes y vistosos. Ya te hemos mostrado recientemente algunos de ellos como es el caso del Acura NSX eléctrico con 1000 CV, y hoy te traemos otro de esos coches frankestein que como poco, te harán que te fascines fácilmente.

Se trata de un Ford Focus compacto que ha sido profundamente modificado (prácticamente no verás una pieza de serie en él) y al que se le ha dotado de un V6 de 3.8 litros (VR38DETT) procedente del Nissan R35 GT-R. Ahora bien, el motor no se ha mantenido de serie, porque se ha sometido a profundas modificaciones empezando por una reconstrucción a cargo de Craig Hasted para elevar su potencia hasta los 850 CV y 976 de par máximo.

Este Ford Focus (o lo que queda de él) tiene el motor de un Nissan GT-R con 850 CV

La caja de cambios del GT-R no se ha mantenido, optando en su lugar por una Holinger MFT secuencial de seis velocidades en posición transaxle (el motor se encuentra en posición central delantera), logrando de esta forma un reparto de pesos mucho más equitativo y logrado. Todos estos cambios han sido posibles gracias a que su chasis se ha hecho tubular (de ahí que te comentábamos anteriormente que poco conservaba este Focus de un modelo de serie).

Este Ford Focus (o lo que queda de él) tiene el motor de un Nissan GT-R con 850 CV

En cualquier caso, no será la primera competición que dispute este Focus, ya que el año pasado pudo hacer su desembarco en la Repco Race to the Sky de Nueva Zelanda. Será interesante ver qué tal se mueve en esta ocasión en una carrera tan emocionante como la Pikes Peak, ¿no crees?

También podría gustarte