Motor, competición y nuevos lanzamientos

Este hombre dejó su Maserati Quattroporte siniestro total al derramar un bote de pintura en su interior

1

Generalmente, tendemos a asociar siniestro total cuando un vehículo tiene un accidente en el que ha quedado seriamente dañado el vehículo y se hace inviable la reparación del mismo para la aseguradora puesto que su reparación supera el valor venal del mismo.

Pero también sucede por ejemplo cuando se realiza un robo a un coche en el que se le roban elementos que pueden resultar muy caros en concesionario, como por ejemplo asientos o llantas. Y… en casos aún más insólitos como el que hoy te vamos a contar.

Australia. Un propietario de un Maserati Quattroporte transportaba en el interior de su vehículo unas latas de pintura cuando tuvo un imprevisto: se cruzó un perro en su camino y tuvo que esquivarlo haciendo una maniobra esquiva de forma rápida. Eso ocasionó que la lata de pintura, al no ir bien sujeta, saliera disparada y golpeara con algún elemento del habitáculo para posteriormente abrirse y desperdigar su color por todo el interior.

El problema reside en la complejidad para eliminar la pintura en todos los lugares donde se ha esparcido (paneles de puerta, tapicería, salpicadero, volante, cuadro…). Algo que ha obligado a dar a su aseguradora (RAA Insurance) el vehículo como siniestro total debido a todos los elementos que habría que reemplazar, entregándole 90.000 dólares australianos al asegurado.

No cabe la menor duda de que dicho propietario habrá aprendido la valiosa lección: la próxima vez, en el maletero y con los botes debidamente sujetos. Porque aún en el caso de haber sucedido esto en el maletero, cambiar la tapicería del maletero hubiera sido considerablemente más económico (y sobre todo, viable).

Vía: Carscoops

Si te interesa esta noticia...
  • hastalaspelotas

    Confirmación palpable que no todo el mundo merece lo que tiene.