Motor, competición y nuevos lanzamientos

Este refrescante chapuzón de un Porsche 911 GT3 RS a manos de un mecánico no nos gusta

0

No sabemos si esta “hazaña” de un mecánico de un taller oficial de Porsche supondrá que se vaya de patitas a la calle, pero si no lo ha logrado, de seguro que se habrá llevado una reprimenda más que considerable por parte de sus jefes. Y viendo la postal que ves en las imágenes, entenderás por qué.

Todo se desarrolló en el Porsche Centrum Ámsterdam, en Holanda, con un 911 GT3 RS con la decoración mítica de Gulf como protagonista y el canal de agua que rodea al concesionario como actor secundario. Un modelo cuya cotización actual pasa de los 250.000 euros, así que como queda bastante patente, se trata de un modelo con una cotización bastante elevada y que no resulta muy habitual.

A priori parece una combinación idónea, ¿verdad? Un concesionario, un 911 GT3 RS y un canal de agua rodeandolos para darle aún más vistosidad al conjunto. Pues bien, según indica la persona que tomó las fotografías, uno de los mecánicos del concesionario, cuando fue a maniobrar con dicha unidad, no sabemos si por un error o despiste a la hora de engranar las marchas o por cualquier otro motivo, se le desplazó el coche poco más de un metro hacia adelante hasta que el eje delantero perdió el contacto con el suelo y se fue directo a dicho canal de agua.

Afortunadamente, dicho canal, a la altura en la que lo abordó la unidad del 911 en cuestión no era muy profunda, unido al hecho de la disposición trasera de su motor hace que milagrosamente esta unidad tenga salvación. No creemos que un coche con motor delantero en las mismas condiciones pudiera correr la misma suerte…

Vía: Nltimes

 

 

Relacionado