Europa quiere poner peajes todas las autovías y autopistas de España para coches y camiones

0

Por si no estuviera lo suficientemente convulso el panorama actual en Europa debido a la salida de Reino Unido de la Unión Europea y al conflicto que hay sobre la mesa con la soberanía de Gibraltar, hay que añadir otro más que nos afecta de lleno a los automovilistas y nos da donde más nos duele: en el bolsillo. Un bolsillo hastiado ya de pagar impuestos a muchos niveles (ITV, seguro de coche, ITVM, impuestos de los hidrocarburos…)y que esta medida puede poner contra las cuerdas la capacidad de enfado de los mismos.

El equipo de Jean-Claud Juncker quiere que ahora en todas las vías rápidas europeas para coches y camiones haya peajes, y por supuesto, esto es extensible a España. Es decir, que de finalmente resolverse a favor, tendríamos que apgar por circular en todas las autovías y autopistas españolas. Para conocer si finalmente se lleva a cabo, deberemos esperar algo más de un mes para que el Parlamento Europeo apruebe dicha medida que ha sido propuesta por la comisión.

¿De dónde nace la idea?

La idea nace de la directiva europea 1999/62, concebida inicialmente con el objetivo de gravar camiones de gran tonelaje (12 toneladas) y que más recientemente, en 2012, comenzó también a aplicarse a los de 3,5 toneladas.

Ahora, lo que buscan es ampliar dicha ‘Euroviñeta’ a furgonetas y coches particulares, y que sea aplicable a todas las vías de Europa, o dicho de otro modo: implantar peajes en autopistas y autovías españolas. Actualmente, el pago de la misma es voluntario, y son los estados quienes tienen soberanía para decidir si obligan o no. Pero, con la aplicación de esta medida que está en estudio, pasará a ser obligatoria su aplicación.

¿Cuál es la postura de España?

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, no parece muy convencido de dicho sistema, ya que al menos por parte de ellos, tal y como han declarado, no tienen pensado la implantación del peaje (euroviñeta) para camiones pesados en las carreteras españolas. Ni tampoco está pensada su implantación para la financiación de obra nueva.

Pese a las reticencias de España al respecto, otros sectores interesados como las compañías de autopistas, se han mostrado a favor de la medida, como Abertis, quien se escudan en los 200.000 euros por kilómetro al año que cuesta mantener una autopista, otro de los que apoyan la medida es el Fraunhofer-Institute for Systems and Innovation Research (ISI), de Karlsruhe.

¿Cuál será la repercusión?

Esta propuesta llegará al europarlamento a finales de mayo. De aplicarse finalmente, pondrá contra las cuerdas a muchas pequeñas y medianas empresas de transporte, por el aumento de sus costes, que de una forma u otra, se acabarán trasladando finalmente al consumidor final, si bien, la Comisión estudia ofrecer ciertas bonificaciones para favorecer su actividad.