Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ferrari Hamann F430 Black Miracle, el único

1

La imagen del Ferrari F430 es indiscutible, la máxima expresión de la belleza italiana, tan aclamada alrededor del globo. No es difícil llamar la atención cuando vas en él, menos difícil aún cuando está arrancado, pero… ¿Es exclusivo?

A estas alturas no es difícil ver un F430, sobretodo en lugares como Mónaco, Puerto banús, o la propia Italia, por lo que Hamman ha querido hacer algo único, exclusivo, orientado a la imagen de un verdadero coche de competición. Podemos decir que el preparador alemán ha querido cambiar la elegancia que lleva el F430 por la radicalidad de la pista de competición, y he aquí el resultado, bautizado como Ferrari Hamman F430 Black Miracle.

Gran culpa de la exclusividad la tiene el negro Black Miracle que predomina con el coche, un color muy especial, que resalta con sólo verlo. Recuerda al negro mate que suelen usar equipos de competición cuando ultiman pruebas con nuevos prototipos, recuerdos que siempre llevan a un mismo lugar, la pista de competición, como Hamman ha querido hacer.

No sólo el negro hace su aparición en la carrocería italiana, sino que unos detalles en varios colores disponibles hacen un conjunto muy llamativo. Hay tres temas de colores disponibles, rojo, naranja y amarillo, siempre con el negro mate de fondo. Elementos pintados son una franja detallada que recorre el coche de principio a fin a través del paragolpes delantero hasta el trasero, los espejos, las llantas, el spoiler trasero y los bajos del coche hacen destacar notablemente al deportivo allá por donde vaya.

Hablando de bajos, los añadidos de Hamman aparte de dar más dinamismo al coche, han sido incluidos pensados para mejorar la imagen del coche, volviendo a lo mismo, al circuito. Completando el kit aerodinámico nos vamos a la trasera, donde vemos un imponente alerón y un enorme difusor trasero (también pintado del tema de colores) que hacen darle un aire mucho más agresivo y cómo no, mejorar la resistencia al aire.

Quizás la parte menos agradable de esta preparación sean las puertas de estilo Lamborghini, que muchos no cuajarán a ver esta tecnología en un Ferrari. De todas formas, suponemos que es algo opcional y que siempre se podría especificar al preparador que no las instalase, aún cuando garantiza una integración totalmente fiable y una tecnologái de última generación.

Pero el exterior del coche no ha sido lo único modificado, también la mecánica ha sufrido cambios, no tan grandes, pero sí que han sido significativos. La línea de escape ha sido completamente modificada con un silenciador trasero deportivo y un catalizador de competición hecho con acero. Con una suspensión mejorada, consigue mejores prestaciones con apoyo de las nuevas ruedas, con llantas ultraligeras de 20 pulgadas, tanto delante como detrás.

Todo eso se traduce en una mejoría de 50 caballos, algo que a priori no parece nada, pero que obviamente es mejor que nada. Acaba con 538 caballos, y suponemos que un peso algo menor, gracias a las llantas ultraligeras.

Resumiendo, el Hamman F430 Black Miracle es un ejercicio de exclusividad, destinados a aquellos ferraristas que quieran tener un F430 único y original, con una imagen de competición, deportiva, y que te invite a consumir el acto al que están destinados estos coches. No se asemeja a la futura versión aligerada del F430, pero habrá gente que no quiera llegar a esos extremos, ¿no?

 

Relacionado
  • Chuperto Geringa

    el carro esta bien pero los rines dbrian d cr mjores o distintos para q tnga un mjor plante