Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ferrari piensa en el turbo eléctrico para el futuro

1

El turbo eléctrico parece haberse introducido tímidamente en el roadmap de algunas marcas, pero su adopción va tomando cada vez más adeptos, especialmente en fabricantes de deportivos. Audi ha sido la primera que ha mostrado sus intenciones de forma más abierta, con su sistema biturbo sobre un A6 TDI Concept, en el que emplea un 3 litros TDI con una potencia de 326 CV y 650 Nm de par, y consiste en que uno de los turbos es de tipo convencional, movido por los gases de escape, mientras que el segundo es eléctrico y permite acelerar la rueda del turbo normal logrando alcanzar su régimen máximo de giro en 250 milésimas de segundo. En resumidas cuentas: eliminar el turbo lag.

Si bien es cierto que durante los últimos años, se han hecho grandes avances en ese sentido, intentando mitigar el lag recurriendo por ejemplo a sistemas biturbo secuencial, biturbo asimétrico (uno para cada bancada, trabajando de forma simultánea) o un sistema biturbo trabajando en paralelo, que funciona como si se tratara de un único turbo, logrando así conseguir cifras altas de potencia sin tener que recurrir a turbos de mayor tamaño que puedan contar con mayor tiempo de respuesta.

 

El turbo eléctrico parece ser otra de las apuestas por fabricantes de deportivos para el futuro

 

La próxima gran revolución en este sentido vendrá de la mano de los turbos eléctricos, que prometen eliminar prácticamente el lag existente a la hora de lograr el régimen máximo de giro. Según hemos podido conocer a través del sitio 4WheelsNews, citando a fuentes cercanas a Maranello, en Ferrari se estarían planteando la implementación del turbo eléctrico en algunos de sus modelos y propulsores. Eso sí, para tu tranquilidad te diremos que los V12 continuarán siendo de aspiración natural, a fin de poder mantener la exclusividad (cada vez más, visto lo visto) y tradición de la marca, y porque aún son motores que en la configuración existente aún ofrecen muchas posibilidades técnicas de evolución como los sistemas de asistencia híbridos para adecuarse al recorte de emisiones planeado, de un 20% antes del año 2021.

Recordemos que en la actualidad, Ferrari sólo cuenta con un motor sobrealimentado en su gama, el V8 de 3.9 litros del California T, que va alimentado por dos turbocompresores Twin-Scroll y eroga una potencia de 560 CV. Con esto, en Maranello continuarán apostando por el auge de la sobrealimentación en su gama, y reduciendo además las emisiones y consumo sin repercutir negativamente en la potencia.

Según los rumores, Ferrari planea introducir una versióna ctualizada del 458 Italia para 2015, ¿darán el campanazo? ¿o en su lugar, lo hará Audi con su prometido SQ7 en 2016 que apostará también por el turbo eléctrico?

Si te interesa esta noticia...
  • Alberto Piqueras Ramos

    Es lo mejor que pueden hacer, pues el el futuro de los motores turbo asistidos, los cuales serán en poco tiempo todos eléctricos, me refiero a los de nuevas producciones.

    Saludos.