Motor, competición y nuevos lanzamientos

¿Será esta vez la definitiva? Ferrari estaría desarrollando su propio SUV, pese a negarlo en el pasado

0

Pocas marcas de lujo -y deportivos- están escapando ya de las garras de los SUV. Bien sea porque se encuentren inmersos en pleno desarrollo o porque en su lugar, ya tengan en su catálogo uno o varios modelos pertenecientes al segmento (véase el caso de Porsche). Pero Ferrari, la marca del Cavallino Rampante, es una de esas que siempre se ha negado rotundamente por parte de varios de sus altos cargos al desarrollo de este tipo de modelos (e incluso, también berlinas de cuatro puertas), ya que chocarían con su filosofía de marca… pero precisamente la marca alemana anteriormente mencionada ya pasó por esa tesitura, y al menos, a nivel de negocio no han podido tomar una decisión mejor que esa.

¿Quieres más ejemplos? Maserati con el Levante o Aston Martin con el DBX. No debemos olvidar que antes que marcas de coches, son empresas, y como tal, su objetivo es ganar beneficios -y cuanto más, mejor-. Así que bajo esta premisa, bien podrían atentar contra sus principios más sagrados, pero sin afectar claro está al resto de su gama de deportivos que continuaría siendo desarrollada como hasta la fecha. De hecho, este tipo de modelos bien podrían sufragar el desarrollo de nuevos modelos deportivos.

Pero… unas informaciones en esta ocasión procedentes de la revista Car apuntan -citando a fuentes internas- a que Ferrari estaría desarrollándolo bajo el código interno F16X con el objetivo de introducirlo en el mercado en el año 2021. Este SUV compartiría plataforma con el sustituto del GTC4Lusso cuya llegada está prevista en el año 2020, y haría uso de un motor V8 evolucionado del California T de 3.9 litros con asistencia híbrida (olvídate de los V12 para esta opción) y por supuesto, tracción a las cuatro ruedas.

Y además, harían un doble combo con él, ya que además de ser un SUV, contaría también con cinco puertas, si bien, es posible que prescinda de pilar B y nos encontremos unas puertas traseras de apertura tipo suicida, todo ello enfrascado en un diseño de tipo Coupé, algo que les serviría como caldo de cultivo perfecto para no referirse a ninguna de esas dos características de manera directa y rebautizarlas con otro nombre mucho más exótico.

Relacionado