Motor, competición y nuevos lanzamientos

Fiat Grande Punto Abarth, todo sobre él

0

En unos meses Fiat pondrá a la venta el que puede ser su modelo más sonado de la actualidad y puede que de lo que queda de década, porque el Fiat Grande Punto Abarth va a ser un modelo muy especial. Quizás el argumento más fuerte será que portará por primera vez tras muchos largos años el escudo de Abarth en lugar del de Fiat, y aunque parezca un detalle, es mucho más.

Inspirado en el viejo y nostálgico Punto GT Turbo, el nuevo Punto Abarth cuenta con todas las innovaciones tecnológicas del actual utilitario italiano y con toda la rabia y fuerza que un motor turbo apretado puede proporcionar. Tanto sus puntos fuertes como los débiles, sus características más interesantes y las más decepcionantes, junto a una serie de curiosidades y una descripción detalladísima de cada ápice que porta el nuevo Grande Punto deportivo los tienes cuando sigas leyendo, ¿quieres saber absolutamente todo sobre la nueva obra de Fiat y Abarth? Sigue leyendo…

Desde que Fiat sacó al mercado el Grande Punto por allá en el 2005-2006 salieron mecánicas bastante interesantes tanto en el ámbito gasolina como en el diésel, pero faltaba algo… no era de recibo que la versión más potente fuese sólo el JTD de 130 caballos, sabía a poco, aún siendo un gran motor. Es por eso que pensaron en algo más interesante, algo más potente y lo suficientemente emblemático como para despertar la pasión. La pasión del escorpión, concretamente. Es ahí donde dieron con el resurgimiento de Abarth, que ya llevaba rondando las principales cabezas de la firma italiana pero que empezó a dar el salto definitivo hace un tiempo, hasta el punto de que tiene muchas posibilidades de convertirse en un fabricante independiente.

Para no seguir aburriendo más con historia reciente centrémonos en lo que tenemos en nuestras manos -y ojos-, el nuevo Grande Punto Abarth porta el nuevísimo motor T-JET (Turbo Jet) que proporcionando en la versión normal 120 caballos, en el Abarth ha recibido una reprogramación y unas ligeras mejoras suficientes como para aumentar la potencia hasta los 155 caballos, siendo un 1.4 litros de 4 cilindros. El par se queda en 230nm a unas 3.000 revoluciones aproximadamente.

A la hora de integrarse con el utilitario, utiliza una caja manual de 6 velocidades que ayuda a proporcionar una aceleración de 0 a 100km/h en algo más de 8 segundos, con una velocidad máxima que casi alcanza los 210km/h, y seguramente los supere.

El chasis ha sido reforzado y ahora la distancia entre ejes es 6 milímetros más ancha, que junto a unas suspensiones rebajadas en 10mm proporcionan al Abarth una visión mucho más deportiva y un nivel mucho más equilibrado para acoplarse a la nueva potencia. Como novedad interesante, se ha integrado un modo deportivo denominado Sport Mode que es el que hace conseguir la cifra del par máximo arriba mencionada, y permite tener el mayor tacto deportivo posible cuando lo queramos, teniendo uno muy suave cuando éste no esté activado.

Las llantas dejan ver a través de ellas unos discos de freno con pinzas brembo rojas que mejoran bastante el frenado y la dinámica del pequeño escorpión, unido a las propias llantas de 17 pulgadas exclusivas del modelo consigue un tacto realmente bueno. Hay que tener en cuenta que de la misma forma que la versión Sport original, el ESP no se puede desconectar del todo, ya que Fiat apuesta por una seguridad máxima incluso en los vehículos de carácter deportivo.

Hablando del diseño, el Abarth cuenta con cambios estrella como un nuevo paragolpes delantero que cuenta con unas entradas de aire laterales mucho más grande con las luces antinieblas integradas, y además de una división de la parilla central en color de carrocería. Los pasos de rueda laterales han sido ligeramente modificados y se le ha añadido una inscripción en la parte inferior de los laterales, unas franjas rojas con Abarth escrito en blanco a lo largo de la parte más cercana al frontal.

Si nos vamos a la parte trasera nos encontramos con una salida de escape doble y un difusor trasero discreto pero funcional, que sirve de acople para la luz de marcha atrás y para la boquilla doble. También se le ha añadido un pequeño spoiler en la parte superior de la ventana trasera, teniendo su respective función aerodinámica.

El interior ha recibido un tono deportivo bastante interesante, con ciertas similitudes al Sport en cuanto a bordados pero no tiene nada que ver. El volante tiene un look más racing y los asientos -ahora de cuero- son mucho más deportivos. Personalmente me gustaría destacar la insignia de Abarth grabada en el volante en lugar de la original Fiat, y es que con el cambio el look es mucho más deportivo gracias en parte a las tonalidades de colores que engloban al escorpión negro.

Después de todo esto poco más nos queda que decir, salvo que el precio podría estar por debajo de los 20.000 euros pero del cual no sabemos nada, todo es orientativo. De su salida al mercado tampoco hay fechas concretas, quizás a finales de este o principios del 2008, pero está por ver.

Con el Grande Punto Abarth, Fiat conmemra su regreso a los tactos deportivos y a las peleas con la competencia, como hizo en un pasado y como viene haciendo desde hace unos pocos años. La firma italiana ha sabido jugar bien y ya que el Grande Punto fue el que ha conseguido que levanten cabeza, ¿por qué no ser el primero en lanzar al mercado el resurgimiento de Abarth?

Una cosa más, el Fiat 500 Abarth está por llegar, y 155 caballos para ese peso tan reducido… no hace falta decir mucho más. Aquí os dejamos una galería de fotos incluyendo las fotos de la versión de rally. No hemos podido incluirlas todas dado el enorme tamaño, así que consultad la galería si las queréis ver todas.

Vía: Fiat
Enlace: Galería Fiat Grande Punto Abarth

Fiat Grande Punto Abarth

6519
6477
6513
6501
6492
6522
6465
6456
6459
6480
6483
6468
6507
6504
6489
6474
6495
6516
6471
6498
6462
6390
6396
6393
6453
6414
6441
6429
6399
6435
6420
6432
6450
6405
6411
6408
6423
6417
6444
6402
6438
6447
6381
6372
6387
6357
6369

Si te interesa esta noticia...