Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ford GT 2016: La leyenda vuelve al ruedo

1

El deportivo por excelencia de Ford, el GT, vuelve al ruedo. Un modelo que no llegará hasta el año 2016 y que lo hace para conmemorar el 50 aniversario de la victoria lograda en las 24h de LeMans con el mítico GT40.

Y con este nuevo GT se mantiene esa silueta inconfudnible que ya empleaba el GT40 y posteriormente el GT, la tecnología se ha condicionado de acuerdo a los estándares actuales, teniendo para ello que romper con algunos de los esquemas de dicho modelo. Fijándote en las imágenes, observarás que también la forma de abrir las puertas cambia respecto a los anteriores, contando ahora con una apertura similar a la que se emplea en los Lamborghini (tipo tijera).

Algunos cambios que rompen con el pasado

¿Cuál ha sido la brecha más importante a destacar? La apuesta por los seis cilindros en V, abandonando de esta forma los V8. Pero lo hace apostando por un motor heredado directamente del mundo de la competición, más concretamente del campeonato IMSA TUDOR United SportsCar. Se trata del V6 EcoBoost de 3.5 litros con doble turbo y más de 600 CV transferidos a las ruedas traseras. Como resulta cada vez más habitual, se rompe también con la tónica de los cambios manuales -como el que empleaba el último Ford GT de 2004- para pasar a emplear un cambio automático de doble embrague transaxle y siete velocidades con levas tras el volante para su manejo. No sabemos el consumo que homologará, pero Ford promete que será un propulsor muy eficiente en relación a sus competidores.

Ford GT 2016: La leyenda vuelve al ruedo 2

Otro cambio también destacable es que reduce considerablemente el uso del aluminio y acero, hasta ahora protagonista, para pasar a emplear un material aún más ligero: la fibra de carbono. Es por ello que el chasis está ahora fabricado en este material, algo que presumiblemente le permitirá ser un modelo mucho más ligero, y se continuará empleando el aluminio en otras partes del conjunto (tales como el puente delantero y trasero), pero ahora no será el principal protagonista. Ford no ha publicado el peso del conjunto, pero aseguran que tendrá uno de los mejores ratios peso/potencia de coches de producción del mercado.

 

Aerodinámico y efectivo

Todo en el GT está pensado para hacer un coche aerodinámico y eficaz. Empezando por sus neumáticos MICHELIN Pilot Super Sport Cup 2 montados sobre las llantas de 20 pulgadas y con un tarado específico para el GT, además de un alerón trasero retráctil, que es activo con el fin de reducir la resistencia al avance.

Los frenos son carbocerámicos, un tipo de frenos que cada vez vemos en más deportivos de alta gama -en opción, en muchos casos- y que se postulan como una opción más eficaz para circuito y principalmente más ligera.

Se recurren también a otras soluciones derivadas directamente de la competición, con suspensiones de tipo push-rod regulables en altura además de barras de torsión activas.

Interior: pura competición

Ford GT 2016: La leyenda vuelve al ruedo 1

Cuando observamos su interior, lo primero que llama la atención es su volante, con una clara inspiración en competición y Fórmula 1 y que alberga numerosos controles. El resto del salpicadero muestra un aspecto muy minimalista y con tintes retro, donde toman especial protagonismo el cuadro de relojes completamente digital y la pantalla central.

 

Si te interesa esta noticia...
  • Andres Arizatti

    Espectacular y Envidia de Italianos Frustrados en el Arte de Diseño