Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ford paralizará la producción del B-Max: Sus ventas no están siendo lo esperado

0

El revolucionario monovolumen del segmento B que tenía como objetivo sustituir al veterano Fusion y a su vez, competir con las fuertes apuestas de otras marcas coreanas y europeas en el segmento, el Ford B-Max, tras dos años después de su llegada al mercado, no está pasando por sus mejores momentos comerciales.

¿Qué es lo que tiene de revolucionario el B-Max frente a otros competidores? Principalmente, su puerta lateral corredera. Al carecer de pilar B, permite un acceso al habitáculo mucho más cómodo y fácil, además de facilitar enormemente también la carga de objetos. Si bien, implica un complejo desarrollo por detrás, para evitar que la carrocería pierda rigidez y que continúe logrando una buena puntuación en caso de impacto lateral.

Los B-SUV han frenado de forma considerablemente las ventas de los monovolúmenes del segmento B. En el caso del B-Max, durante los siete primeros meses del presente año, ha registrado un descenso de las ventas del 19,5% respecto al mismo periodo del 2013. Es por ello, que debido a esta situación, desde Ford se han visto obligados a detener su producción para adecuar el stock a la situación actual.

Actualmente, el modelo se produce en la planta de Ford de Bucarest (Rumanía), que cuenta con 4.000 empleados. Así que, para solucionarlo, desde Ford han optado por detener la producción un total de 9 días. Ya existen antecedentes respecto a esto, puesto que la firma en 2013 ya se vio obligada a detener la producción del modelo un total de 35 días, mientras que la de la planta de motores tuvo que detenerla 7 días.

Relacionado