Motor, competición y nuevos lanzamientos

Genesis Sanca GT: el futuro Ferrari Enzo

1

En los tiempos que corren la competencia aumenta día a día y cada modelo nuevo que lazan los fabricantes tiene que contar con ese efecto “encantador”. Se consigue mediante potencia, velocidad y un aspecto atractivo. Ferrari Enzo uno de esos coches que consigue el efecto deseado, es un supercoche que por sus prestaciones y diseño gusta a los consumidores.

Ahora los diseñadores han creado un proyecto que muestra como podría evolucionar el Enzo en un futuro. El trabajo, nombrado Genesis Sanca, se ha creado como una aproximación a la perfección de la forma, aspecto general, rendimiento, empleo de tecnología y seguridad.

Los cerebros detrás del proyecto han trabajado de forma intensiva para subir el liston en el sector. No se podía esperar menos de un trabajo que suma 19.000 horas (entre todos los participantes), y es que el proyecto lleva ya cierto tiempo encima de la mesa de diseño, cuando Arifin Santosa plasmó las primeras ideas en 2007.

En 2008 se creó la primera maqueta a escala 1:4 del Sanca. Posteriormente gran cantidad de pruebas han permitido desarrollar el proyecto hasta alcanzar lo que hoy vemos en su fase final.

Con el motor de un Chevrolet Corvette ZR1 y chasis monocasco ligero, 647 caballos y un exterior en negro, el aspecto es realmente novedoso y futurista. Los 1350 kg de peso, 4,3 metros de largo, transmisión de seis velocidades y frenos carboceramicos le añaden más puntos a favor.


Vía automotto

Si te interesa esta noticia...
  • jopin86

    Sinceramente, un diseño bastante novedoso, una combinación entre el nuevo SSC y el Zenvo, pero con motor americano, dudo mucho que acabe copando los primeros puestos en la lista de los más deseados.
    Por no hablar de que el ”heritage” de una marca se torna cada vez más importante para desembolsar cantidades cada vez mayores de dinero por coches cada vez más exclusivos.
    A mi parecer, quizá esa haya sido la respuesta de porqué el gta spano, el tramontana y otros muchos cientos de minoritarios que han tratado de aflorar al mercado no hayan terminado de arrancar.