Ginebra 2014: Ferrari California T

0

El Ferrari California T es alucinante se mire por donde se mire. No me importa que sea el Ferrari de acceso a la marca, es mucho más que eso. Es el comienzo de una nueva era en la casa del Cavallino Rampante, ya que la “T” que se le añade al nombre no hace referencia al techo u otro menester, sino a que es turboalimentado. Y esto, impresiona.

La vuelta de Ferrari a los motores turboalimentados es interesante, y queda claro que el California es el primero de la gama, pero no el último. Mejora en todos los aspectos respecto al California original, gana mucha más potencia, reduce el consumo de carburante en un 15% y su esencia cambia por completo. Y esto, conservando una imagen y aspecto similar además del mismo chasis. ¿Cómo puede cambiar tanto añadiendo un sistema de turboalimentación? 

Como si tuviese alma

Ginebra 2014: Ferrari California T 4

El Ferrari California T ofrece un total de 560 caballos a través del V8 turboalimentado de 3.9 litros, aumentando en 70 caballos la potencia respecto al modelo original. Suficiente para acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 3.6 segundos, y consiguiendo estar prácticamente igualado con otros como por ejemplo, el Porsche 911 Turbo Cabrio. Por supuesto, en prestaciones y capacidades dinámicas ya ha superado con creces al 458 Italia, que en su día estuvo un escalón por encima del California en el momento del lanzamiento.

Un detalle importante del aspecto exterior es el diseño del frontal, que ha cambiado por completo y ahora está bastante más levantado y nos da un guiño a otros Ferrari más clásicos. Más allá, podemos encontrar prominentes entradas de aire que recorren gran parte de la carrocería, incluyendo en el paragolpes trasero para refrigerar los frenos. La marca italiana también ha renovado la cremallera de la dirección y otros aspectos como la suspensión y los controles electrónicos.

Ginebra 2014: Ferrari California T 2

Ginebra 2014: Ferrari California T 3 Fotos: Autoblog

Si te interesa esta noticia...