Holanda reduce el límite de velocidad en vías rápidas a 100 km/h: ¿La antesala de lo que veremos aquí?

1

No importa la enorme implantación de la bicicleta que existe en Países Bajos. Pese a ello, continúa teniendo problemas de contaminación muy importantes, con unas tasas de NOx cuatro veces superiores a la media del resto de países de la UE, por lo que ahora el gobierno holandés ha decidido acometer mediante un plan para reducir la contaminación por dióxido de nitrógeno, y en dicho plan se contempla la reducción de la velocidad de carreteras a 100 km/h, eso sí, sólo durante el día. Si bien el transporte rodado no es el único culpable, ya que también se achaca a otros responsables como la agricultura y ganadería.

Tal y como ha explicado el primer ministro holandés, Mark Rutte, será posible conducir a 120 ó 130 km/h entre las 7 de la tarde y las 6 de la mañana en todas aquellas vías en las que actualmente está permitido. Si bien todavía no se conoce la fecha exacta de su aplicación, parece ser que llevará a término muy pronto, ya que todavía es necesaria una modificación en las señales además de una aprobación por parte del ministerio correspondiente, dando lugar a que su entrada en vigor sea paulatina en las carreteras.

El Primer Ministro ha sido el primero que ha declarado que es una medida impopular, dado que no gusta a nadie, pero que tiene un interés general y que es imprescindible para evitar que Holanda se estanque y se evite la pérdida innecesaria de puestos de trabajo.

Teniendo en cuenta que actualmente la gran mayoría de países de Europa cuenta con límites que oscilan entre los 120 y 130 km/h, sin duda es una medida que lo sitúa en el marco europeo como uno de los más restrictivos, y no sería de extrañar que otros países que también tienen problemas con la contaminación actualmente, opten por llevar a cabo medidas similares. Sin ir más lejos, hace casi 10 años en España ya aplicamos una reducción (temporal) a 110 km/h con el objetivo de ahorrar energía.

Si te interesa esta noticia...
1 comentario
  1. Juan Sanchez dice

    No tiene sentido y no sirve de nada. Lástima que los que legislan sobre vehículos no estén bien asesorados. Tendría sentido aumentar la electrificación del parque automovilístico mediante subvenciones, aunque populismos aparte los que estudian sobre contaminación saben que de lejos los mayores contaminantes son industria y hogares, pero claro, es más fácil fastidiar al contribuyente, seguir echando la culpa a los vehículos terrestres de algo que mayoritariamente no está causado por ellos y obtener unos ingresos adicionales a base de multas.