Honda CR-V Hybrid Concept: El CR-V prescinde de los motores diésel de su gama

2

El Salón del automóvil de Fráncfort que se celebra entre el 14 al 24 de Septiembre ha sido el lugar en el que Honda desvelará en primicia el CR-V Hybrid Concept, un prototipo muy fiel a la versión de producción que viene con un importante mensaje bajo el brazo: esta actualización les hará prescindir de los motores diésel. Un movimiento arriesgado en Europa -en estos momentos-, donde pese al declive del reinado del diésel, todavía acapara una importante cuota de mercado, la suficiente para que pueda perpetuar un modelo en unas cifras de ventas aceptables. Si bien, cada vez más marcas están apostando por fórmulas de este tipo, especialmente en modelos económicos donde un motor diésel no será rentable de producir.

Todo ello, pese a que además, el diésel de Honda ha sido tradicionalmente un motor que se ha elogiado por su funcionamiento y bajo consumo. Por tanto, el 1.6 i-DTEC de 120 y 160 CV que encontramos actualmente disponible pasará a mejor vida, siendo reemplazado por un motor híbrido compuesto por un 2.0 i-VTEC de ciclo Atkinson apoyado en dos motores eléctricos, de los cuales, uno funcionará como un generador independiente y el otro como propulsor. A este sistema de propulsión híbrido, la firma nipona lo ha bautizado como i-MMD; Intelligent Multi-Mode Drive. Como alternativa a la variante híbrida, podrá adquirirse también con un motor térmico de 1.5 litros Turbo de 182 CV con caja manual de seis velocidades o automática CVT.

Honda CR-V Hybrid Concept: El CR-V prescinde de los motores diésel de su gama

Contará con tres modos de conducción que se irán conmuntando de manera automática en función de nuestra conducción y las condiciones (EV Drive, Hybrid Drive and Engine Drive). En el EV Drive se hace uso de la propulsión eléctrica únicamente, mientras que en el Hybrid Drive, el motor térmico se encarga de accionar el motor-generador eléctrico para que acabe alimentando al motor eléctrico principal, encargado de mover las ruedas, con el objetivo de que la energía sobrante se pueda aprovechar por el motor-generador para recargar la batería. El modo Engine Drive depende del motor térmico, si bien, también el motor eléctrico puede actuar puntualmente.

Más allá de este despliegue de características, el prototipo es estéticamente idéntico al modelo que se comercializa en EEUU, teniendo que esperar a comienzos del año 2018 para poder conocer en detalle todas sus características técnicas y precios.

Si te interesa esta noticia...
2 Comentarios
  1. Ernesto dice

    Ya existe esa carrocería en Los Estados Unidos

  2. Carlos dice

    Correcto, tal y como se especifica en la entrada.