Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ya está aquí el Hyundai i30 N con 250 o 275 CV: Por fin Hyundai tiene un compacto deportivo como corresponde

0

Meses esperando y por fin está aquí: Hyundai ya tiene en su gama su primer compacto deportivo real: Hyundai i30 N. Y decimos real porque no se trata únicamente de un i30 con un motor potente y dos aditamentos aerodinámicos, sino que va mucho más allá y a continuación te vamos a contar por qué. ¿Logrará hacerse un hueco entre el segmento de hatchbacks? Todavía es pronto para responder, pero que tengamos más opciones para elegir es sin duda una noticia de la que debemos congratularnos todos.

Ya está aquí el Hyundai i30 N con 250 o 275 CV: Por fin Hyundai tiene un compacto deportivo como corresponde

Para que te hagas una idea de hasta dónde ha querido llegar Hyundai con él, parte de su desarrollo se ha cimentado en el Nürburgring. Hasta 10.000 kilómetros de pruebas de durabilidad y puesta a punto se han realizado de cara a recabar datos que posteriormente sirvieran como base a los ingenieros para poder trabajar en mejorar su comportamiento y acercarlo más al de sus rivales europeos. Y por qué no, para recortar segundos y usarlo luego como un argumento de venta, tan manido en estos tiempos que corren.

¿De dónde sale la denominación N? Según la firma surcoreana, la N simboliza la chicane, además de hacer referencia a Namyang, ciudad surcoreana donde se ha llevado a cabo el desarrollo del coche.

Ya está aquí el Hyundai i30 N con 250 o 275 CV: Por fin Hyundai tiene un compacto deportivo como corresponde

Su motor es un 2 litros T-GDi de 4 cilindros sobrealimentado que encontramos con dos niveles de potencia, con 250 y 275 CV, y que sorprendentemente, comparten la misma cifra de par motor: 353 Nm. En el caso de la primera opción, el 0-100 km/h lo realiza en 6,3 segundos, mientras que en la versión más potente bautizada como Performance Pack, se reduce hasta los 6,1 segundos. En ambos casos, la velocidad máxima es de 250 km/h. La tracción, en cualquier caso, así como la transmisión, es delantera y con una caja manual de seis velocidades respectivamente. No descartamos que en el futuro podamos ver una caja automática en opción.

Ya está aquí el Hyundai i30 N con 250 o 275 CV: Por fin Hyundai tiene un compacto deportivo como corresponde

En caso de optar por el Performance Pack, además, contaremos con unas llantas de 19 pulgadas con neumáticos Pirelli P-Zero de altas prestaciones con discos sobredimensionados de 18 pulgadas en el eje delantero y 17 en el trasero.

Mención especial requiere una función con la que cuenta su motor “Rev Matching”, que ajusta las revoluciones del motor al reducir y que además es desactivable desde un interruptor del volante. Hay otras marcas como BMW o Nissan (en el 370Z) que ya disponen de este sistema desde hace años. Además de este sistemad e punta-tacón automa´tico, también cuenta con uns sitema de Launch Control para realizar salidas desde parado. Algo que quizá ya no te guste tanto es su modulador de sonido electrónico, y es que parte del sonido de su motor está sintetizado a través de los altavoces del habitáculo, coordinándose a su vez con las mariposas del escape. Eso sí, lamentablemente, el diferencial de deslizamiento limitado es electrónico y no mecánico, por lo que actúa sobre los frenos.

Contará con cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, N y N Custom. El uso de los mismos varía la respuesta del motor, control de estabilidad, diferencial electrónico, dirección, sincronización de las revoluciones al reducir, dureza de amortiguadores e incluso el sonido del escape, ya que va controlado por unas mariposas, algo que se agradece especialmente en viajes de larga distancia.

Entrando a valorar su interior, no nos transmite en imágenes un aura racing que nos pueden transmitir otros modelos del mercado, más allá de los asientos deportivos mixtos, volante específico y palanca de cambios específica, además del pedalier en aluminio. Se hubieran agradecido algunos detalles en el salpicadero en forma de molduras o paneles de puerta que desde su interior nos hicieran tener bien patente que no estamos sentados en un i30 convencional. Eso sí, cabe destacar que en su pantalla flotante de 8 pulgadas dispondremos de algunos relojes de medición interesantes (fuerzas G, tiempos de vuelta y otros datos que atañen a la conducción deportiva). Por supuesto, es comaptible con Apple CarPlay y Android Auto, al igual que el resto de la gama.

Hyundai i30 N

 

Si te interesa esta noticia...