Motor, competición y nuevos lanzamientos

Hyundai quiere su propia submarca deportiva

0

Hyundai prueba con éxito su nuevo i20 WRC

No te engañes, la Hyundai que ves hoy en día poco o nada se parece a la que pudieras ver hace 15 años. Ha experimentado un salto cualitativo importante, así como tecnológico, algo que le ha permitido cada año superarse así misma comercialmente y cada vez llegar a un abanico cada vez más amplio de clientes alrededor de todo el mundo.

Este salto cualitativo, como comentábamos, le permite llegar a un público, que antes, por las reticiencias del mercado, no sería viable. Sin embargo, a día de hoy, el grupo Hyundai ya ha demostrado su consolidación en el mercado con creces y es momento de continuar ampliando nuevos horizontes.

Podríamos ver un i20 deportivo en 2015

Recientemente, ya nos demostraron algunas de sus intenciones a corto y medio plazo con la inauguración de un centro deportivo en Nürburgring cuyo coste fue de 5,5 millones de euros, donde podrían a punto sus modelos de corte deportivo, tal y como están haciendo muchos fabricantes últimamente, con independencia de la procedencia del fabricante (es decir, que no se limita únicamente a fabricantes o coches de origen europeo).

Pese a la crisis, y el paulatino aumento de los carburantes, muchas marcas no se han resentido a la hora de continuar explotando sus submarcas deportivas, como Nismo con Nissan, la división M de BMW, Abarth de Fiat, entre otros. Y aprovechando la infraestructura de la que dispone ahora Hyundai para servir como base de lanzamiento, como puede ser el centro de I+D de Nürburgring, su participación en la próxima temporada del WRC, y su ímpetu para poder acercarse a nichos de mercados más específicos, a raíz de unas declaraciones del responsable de Hyundai Motorsport hemos podido conocer las intenciones de la firma surcoreana en lanzar una submarca deportiva, que rivalizaría especialmente con la rama Nismo de Nissan.

¿Qué supondrá el lanzamiento de una submarca así? Pues parece ser, que en primer lugar, la llegada en 2015 de una variante deportiva para calle del i20 derivada del modelo WRC (no sabemos si de forma limitada, por la exigencia de las 2.500 unidades de la FIA) o de forma masiva. En cualquier caso, parece claro que el i20 contará con un propulsor más potente, además de una debida puesta a punto del conjunto, que debería incluir unas estabilizadoras, frenos, suspensiones y estética específicos. Pero sin duda, el arranque de una submarca deportiva nos indica que no quedará ahí la cosa y que en el futuro nos llegarán más caramelitos por parte de dicho departamento de Hyundai.

Vía: Drive.com.au

Si te interesa esta noticia...