Motor, competición y nuevos lanzamientos

Initiale París, lujo y equipamiento en la gama de Renault bajo una submarca

1

El título de esta entradilla probablemente te resulte familiar. Sí, si haces memoria recordarás que años atrás, Renault ya contó en su gama con un acabado denominado Initiale París, y parece ser que tiene intenciones de volver a resucitarlo, inicialmente como un acabado lujoso para ir cosechando una imagen asociada a ese nombre (un trabajo de años) y más evolucionar a una sub-marca premium.

Este tipo de apuestas no es nuevo ni en Renault ni en sus competidores nacionales, como Citroën y su gama DS. De hecho, Citroën está teniendo bastante aceptación con su gama DS, con los DS3, DS4 y DS5. Tal es el éxito, que quieren seguir trabajando sobre dicha gama, desarrollando nuevos modelos para hacer aún más grande la gama DS.

A priori, el primer modelo de la marca francesa en recibir este acabado sería el Clio 2013. No es algo que nos deba sorprender, ya que Renault contó con un acabado lujoso denominado Baccara en el Clio de primera generación, y que se diferenciaba del resto de acabados por contar con un equipamiento impensable en su segmento para la época, véase cambio automático, asientos con tapicería en cuero, volante y pomo en cuero, inserciones de madera, gama de colores exclusiva, entre otros. Como puedes imaginar, esto lo hacía un modelo muy exclusivo y claramente diferenciado de sus competidores. También el Supercinco contó con este acabado, sin embargo, aparte de estos dos, ya teníamos que irnos a las berlinas de la marca para poder optar a él.

Así que si nos remontamos a los antecedentes, deberíamos poder encontrarnos en el Clio 2013 Initiale París elementos de equipamiento más propios de berlina y sobre todo una dedicación especial en la calidad de algunos detalles de su habitáculo.

Sin embargo, una vez deje de ser un acabado y pase a ser una sub-marca, el objetivo pasa por crear una berlina de representación (esto ya se hizo años atrás con el Safrane), que en principio estaría realizada sobre el Mercedes Clase E, su precio oscilaría los 50.000 euros y competiría con rivales del trío de marcas alemán.

Vía: WCF

Relacionado