Motor, competición y nuevos lanzamientos

La demanda del nuevo Range Rover, muy por encima de lo esperado

0

Dicen que los coches de alta gama no entienden de crisis, no es de extrañar si tenemos en cuenta que con la crisis económica actual, el número de ricos ha aumentado, a la vez que también han aumentado las diferencias entre clases. Si a este cóctel, sumamos una marca de modelos ‘premium’ que ha hecho muy bien los deberes, tenemos un escenario bastante favorecido para las ventas de la marca.

Es el caso de Land Rover. La marca británica presentó recientemente los Range Rover Sport y Range Rover, con un salto importante respecto a sus antecesores en aspectos como el peso total (gracias al uso de una nueva arquitectura en aluminio), y mejorando cualidades ya presentes como lujo, refinamiento, equipamiento y equipamiento tecnológico.

60.000 euros adicionales por ganar tiempo

Sin embargo, la demanda de ambos modelos por parte de los clientes es mucho más alta de lo esperado, para más señas, un 40% sobre las previsiones realizadas inicialmente por la firma británica. Naturalmente, al haber un diferencial tan amplio entre demanda y previsiones, tenemos como resultado que en la factoría británica de Solihull no pueden abastecer toda la producción, creando largas listas de espera, con lo que supone para los clientes (ya sabes, la insatisfacción que produce esperar tantos meses y mucho tiempo de por medio que te haga plantearte la cancelación de la compra para optar a otro modelo) y también para la imagen de marca.

La situación es tal, que para optar por el Range Rover, la lista de espera media es de 6 meses, mientras que si optamos por el Range Rover Sport, la lista media de espera es de 9 meses. La mayor demanda viene de China, donde algunos clientes llegan a pagar hasta 60.000 euros adicionales a fin de lograr escalar posiciones en las listas de espera y poder agenciarse antes su unidad.

Vía: Autoblog

Si te interesa esta noticia...