La lesión de cuello de Schumacher ya es historia

Michael Schumacher

Cuando Felipe Massa tuvo el desafortunado incidente con el muelle del Brawn GP, todas las miradas se alzaron en Michael Schumacher, quien iba a ser el encargado de sustituir al brasileño a bordo del Ferrari F60.

Pero lamentablemente y dadas las circunstancias, el alemán no pudo debido a su lesión de cuello producida por una caída cuando corría en moto durante Febrero del año pasado. Todo fue un cúmulo de incidencias que nos dejaron con la miel en los labios, pero no va a volver a pasar.

Schumi ha reconocido que su lesión ha desaparecido, y que está en perfectas condiciones de poder volver a pilotar monoplazas del más alto nivel. Después de haber rodado tres días con un prototitpo de la GP2, parece más que suficiente. ¿No crees?

Vía: Autocar

Si te interesa esta noticia...
Comentarios