Motor, competición y nuevos lanzamientos

La renovación de la gama de motores de Opel

0

Opel se encuentra en la actualidad embarcada en una profunda renovación de la gama de motores que comercializa en los modelos en producción. El objetivo es ambicioso: que haya 13 nuevos propulsores hasta el 2016, afectando por tanto a un 80% de la gama actual de motorizaciones.

Durante los últimos meses, hemos podido comprobar como la firma de Rüsselsheim ha ido paulatinamente introduciendo nuevos propulsores diésel y gasolina de 1.6 litros, que destacan por su relación consumo/prestaciones, que también han aterrizado con una gama de cajas de cambio manuales de nueva factura. 

El motor que quizá más familiar nos resulte de la última tanda de lanzamientos de propulsores por parte de Opel sea el diésel 1.6 CDTI, un propulsor que inicialmente ha aterrizado en el Zafira Tourer y que llega con el objetivo de reemplazar al veterano 1.7. Este bloque cuenta con el bloque, culata y cárter íntegramente en aluminio, lo que repercute en un ahorro de peso de 20 klogramos, además de contar con otros avances tecnológicos tales coo una bomba de aceite con caudal variable, así como una bomba de agua desconectable.

Cumple con la normativa de emisiones Euro 6, gracias al empleo de sistemas como “BlueInjection” SRC (Reducción Selectiva de Catalización) o la tecnología de atrape ligero de óxidos de nitrógeno (Lean NOx Trap – LNT). Actualmente, está únicamente disponible con una única variante de potencia, de 136 CV, aunque es de esperar la llegada de más variantes sobre la base del 1.6 CDTI.

Por su parte, el propulsor 1.6 SIDI turbo también aterrizó recientemente en la gama, pero en este caso cuenta con dos escalones de potencia: 170 y 280 nm de par y 200 CV y 300 Nm de par. Este propulsor cuenta con encendido mediante bujía además de inyección directa. En este también se ha trabajado bastante en el campo de la eficiencia, de forma que respecto al anterior 1.6 turbo, las emisiones CO2 se reducen de media un 13%, por su parte, el par máximo se incrementa hasta un 30%. También se busca un mayor nivel de refinamiento en marcha, prueba de ello es el empleo del cárter formado por dos piezas, un bloque de pared fina y cubre cárter de fundición.

 

Relacionado