Motor, competición y nuevos lanzamientos

La segunda generación de MINI abandona Oxford

1

El ciclo de la vida: lo viejo deja paso a lo nuevo. En este caso, se trata del relevo generacional del MINI, que en su segunda generación, ha cesado su producción estos días en la planta de Oxford tras haberse fabricado nada menos que 1.041.412 unidades entre los años 2006 y 2013. Y si contabilizamos el total de unidades desde el año 2001 que llegó la primera generación, la cifra asciende hasta las 1.863.289 unidades.

Ahora, durante este periodo muerto en el que lso concesionarios se nutrirán de las unidades de stock, en la planta de Oxford ultiman todos los ajustes necesarios en los robots y planta de montaje para poder iniciar en masa la producción de la tercera generación, que no llegará a los concesionarios, hasta, por lo menos, mediados del año 2014.

Dentro de poco llegará la nueva generación a los concesionarios

 

Según MINI, adaptar las cadenas de producción a esta nueva llegada, supondrá una inversión de 901 millones de euros, que se reparten entre las tres plantas que tiene dedicadas a MINI, como la de Hams Hall dedicadas a motores, Swindon dedicada a los prensados y Oxford para el ensamblaje de las piezas.

Como bien sabes, la tercera generación mantiene su estilo característico e inconfundible, pero gana en cotas de la carrocería (algo que repercute también en una mayor capacidad de su maletero), motores más eficientes, mayores posibilidades de equipamiento  -con elementos poco frecuentes en coches de esa clase y categoría-. El MINI ostentó el último año un 14% de la producción total de coches de Reino Unido, así que, como puedes comprobar, sus cifras de producción son bastante destacables.

Relacionado