Motor, competición y nuevos lanzamientos

A Land Rover no le gustan nada los preparadores: Quieren acabar con el tuning (que no sea de ellos)

1

¿Ponerle puertas al campo? ¿pelear contra molinos de viento? No sabemos en qué acabará todo esto, pero no creemos que los deseos de Land Rover vayan a llegar a buen puerto, al menos, de momento. Y es que, en una entrevista en Autocar a Gerry McGovern, director de diseño de la firma británica, hemos podido conocer la postura que tienen respecto a los preparadores independientes que cada vez tienen más auge en torno a sus modelos debido al paulatino éxito que están experimentando estos últimos años.

A McGovern no parece gustarle nada eso de que haya compañías lucrándose económicamente de modificar “sutilmente” (así es como ellos lo definen) modelos de Land Rover, más en especial, modelos de la familia Range Rover. Argumenta la complejidad de diseñar un producto desde cero como es el caso de ellos como fabricante, y la facilidad que según él, tienen los preparadores para que tomando como base un producto ya existente y añadiendo un pequeño alerón y aditamientos estéticos para sacar rédito.

Leyendo estas palabras, es posible que pienses en que la compañía birtánica comenzará a poner todo tipo de trabas legales contra los preparadores, pero afortunadamente, nada más lejos de la realidad. Como pretenden rivalizar contra ellos es potenciando la división Special Vehicle Operations (SVO), donde pretenden sacarlos del escenario gracias al buen hacer y calidad de su trabajo en dicha división, que asegura, está a años luz.

Este contra-ataque contra los preparadores podríamos ver si es realmente efectivo con el lanzamiento del Velar, un modelo que parece estar destinado a ser un éxito comercial y donde seguro, no serán pocos los fabricantes que quieran ofrecer su propia visión de él. Para ello, desde SVO deberán ofrecer un amplio catálogo de opciones de personalización e incluso one-offs con los que nos puedan demostrar las capacidades del departamento.

Relacionado
  • Ernesto

    Si no puedes con el enemigo, pues únete a él.