Motor, competición y nuevos lanzamientos

Las baterías también son buenas para… las ratas

0

Hace unos días en Chevrolet han recibido una queja de un cliente poseedor del modelo eléctrico Volt que asegura dejó el coche cargando por la noche en su garaje, pero al día siguiente se encontró con el cable del enchufe comido. La broma ha costado 600 dólares.

Y es que parece ser que con tanto frío que hizo en Chicago ultimamente, hasta las ratas buscaban un hueco o una fuente de calor donde poder dormir. Las baterías del Chevrolet Volt guardan algo de calor, una temperatura mínima incluso cuando están en el nivel máximo de carga. Obviamente los coches convencionales también guardan algo de temperatura, pero durante cierto tiempo trás parar el motor. El “problema” de los eléctricos es que pueden ser más propensos a sufrir más ataques de los roedores precisamente por mantener el cable enchufado y con ello una temperatura mínima de las baterías constante, que se mantiene hasta el día siguiente.

¿Que opinas? ¿Quién se tiene que hacer cargo de los daños producidos? Una persona que tiene un garaje privado quizas no pueda protestar tanto, pero los que tenemos un garaje comunitario quizás sí podamos quejarnos más. La limipieza y el mantenimiento no depende de uno y al haber tantos coches en un garaje comunitario, siempre se pueden colar animales de la calle.

Vía: hybridcarblog