Los médicos quieren que la DGT prohíba fumar al volante: ¿Cuáles son sus razones?

1

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la Sociedad Española de Medicina de Tráfico (SEMT) han realizado un escrito de manera conjunta que han hecho llegar a la DGT buscando un objetivo común: la prohición de fumar al volante. Y no lo hacen amparándose en pos de la salud de los acompañantes que circulen con nosotros: quieren que se aplique dicha prohibición aunque vayamos solos.

Para ello, además de ampararse en los efectos nocivos sobre la salud ampliamente conocidos por todos, lo hacen haciendo hincapié en la pérdida de facultades y concentración por el consumo de los cigarrillos cuando vamos circulando. Y empiezan recordando que el 32% de accidentes de 2017 se han debido a distracciones al volante, y sigue el hilo con algunos detalles al respecto de la distracción que generan: buscar un cigarro y encenderlo implica que durante 4,1 segundos debamos conducir con una sola mano, y en caso de circular a 100 km/h, implica que durante al menos 113 metros no tendremos pleno control sobre nuestro vehículo.

Por otra parte, durante el tiempo que el cigarrillo está encendido, tampoco tendremos plena disposición en el uso de una de las dos manos para poder reaccionar ante cualquier infracción. El código del Reglamento General de Circulación de la DGT indica en la actualidad la obligatoriedad de que el conductor esté obligado a mantener su propia libertad de movimientos, campo necesario de visión así como atención permanente a la conducción a fin de garantizar la seguridad propia, ocupantes de su vehículo así como el resto de usuarios de las vías.

Otro de los motivos por los cuales piden su prohibición, es que de acuerdo a la doctora Esther Redondo, coordinadora del grupo de trabajo de Actividades Preventivas de Semergen, el consumo de tabaco también va aparejado a una reducción de la capacidad motora, cognitiva y regleja del conductor que podría incrementar el riesgo de accidentes de tráficos. Y hacen menciones también sobre lo tóxico que resulta para los ocupantes, ya que al tratarse de un habitáculo pequeño y mal ventilado, la concentración de humo es hasta 30 veces superior a la de una vivienda, además de aumentar un 50% el riesgo de iniciar un incendio en el campo.

 

 

Si te interesa esta noticia...
1 comentario
  1. Ernesto dice

    De echo desde hace tiempo los coches ya no traen encendedor y cenicero. Es de pura lógica que se prohiba fumar, como en los transportes públicos, etsadios, playas, parques, etc.

Update CMP