Los neumáticos sin aire serán una realidad en 2024 gracias a Michelin y General Motors

0

A lo largo de estos años hemos podido ver algún que otro prototipo de neumáticos sin aire -y que por tanto, no se pinchan-, algo que nos ha suscitado gran atractivo al tener que despreocuparnos por completo de esa posibilidad, si bien es cierto que la irrupción de los neumáticos de tipo ‘Runflat’ lograron diluir considerablemente esa necesidad, a costa, eso sí, de un precio más elevado y un mayor ruido de rodadura.

La última vez que Michelin nos presentó un prototipo de neumático sin aire fue en 2014 con el X Tweel, que estaba formado por un cubo rígido central que conectaba a la banda central por numerosos radios deformables de poliuretano. Sin embargo, ya no volvimos a escuchar acerca de él.

Ahora, han anunciado la firma de un acuerdo con General Motors para lanzar el proyecto ‘Uptis’ (‘Sistema Único de Neumáticos a Prueba de Pinchazos’) en el año 2024. Y pese a que pueda parecer una fecha todavía algo lejana (que lo es), esperan que a finales del presente año comiencen ya los primeros tests en vehículos de producción y condiciones reales. ¿Qué función tendrá General Motors en este acuerdo? Entre otros, proporcionar la flota de Chevrolet Bolt sobre los que se probarán a partir de este mismo año en Michigan.

Los neumáticos sin aire serán una realidad en 2024 gracias a Michelin y General Motors

Pero las ventajas no serán únicamente el hecho de no pinchar, sino que también será necesario el uso de menos materiales y energía para su producción,. además de ser en teoría más resistentes al desgaste ya que no tendrán desgaste irregular derivado de presiones incorrectas (quizá esto es lo que nos haga ser más escépticos, puesto que en la práctica supondrá menos negocio para el fabricante).

Los neumáticos sin aire serán una realidad en 2024 gracias a Michelin y General Motors

Por otra parte, con este neumático, llanta y neumático dejarán de ir por separado para en su lugar pasar a ser un único ente, manteniendo los puntos de rigidez y elasticidad similares a los de los neumáticos convencionales. Se espera también que a medio plazo puedan ser reparados mediante tecnología de impresión 3D, haciendo uso de goma y aluminio en su producción, así como resina con fibra de carbono.

Si te interesa esta noticia...