Motor, competición y nuevos lanzamientos

Más potencia para el Ariel Atom en Estados Unidos

1

Antes siquiera de comenzar, comentarte que en esta ocasión la información nos llega directamente desde un concesionario oficial de Ariel en Estados Unidos por lo que, al menos hasta que haya una nota de prensa oficial al respecto, no sabemos, por mucho que el concesionario diga que es oficial, si el Ariel Atom 3S es exclusivo para Estados Unidos o finalmente también se venderá en Europa, una bestia que, como podrás descubrir a continuación es mucho más radical e impresionante a lo que puedas imaginar.

Para empezar bajo el nombre de Ariel Atom 3S tenemos nada menos que un Ariel Atom de tercera generación dotado de un motor de cuatro cilindros de origen Honda de 2.4 litros de cilindrada que, gracias a un sistema de sobrealimentación, es capaz de homologar una potencia máxima de 365 caballos. Como ves, en términos de potencia hablamos de una auténtica bestia para la que los ingenieros de Ariel han tenido que preparar mejoras a nivel de chasis para ayudar al motor a poder sacar el máximo en sus prestaciones.


Más potencia para el Ariel Atom en Estados Unidos 2

Publican un vídeo donde poder ver de qué es capaz el nuevo Ariel Atom 3S

Para hacer esta bestia un poco más dócil se ha dotado a la estructura de un equipo de frenos más potente compuesto por pinzas de cuatro pistones y discos flotantes, amortiguadores ajustables e incluso un nuevo sistema de control de tracción con múltiples modos de funcionamiento. Estéticamente también tenemos ciertos detalles como un parabrisas completo de cristal, pantalla LCD para visualizar datos como la velocidad, revoluciones, marcha engranara, temperatura y nivel de combustible…

Por el momento desconocemos datos como las cifras de aceleración o velocidad punta aunque no sería de extrañar que hablásemos de un deportivo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos.

Relacionado
  • Rest

    Alguien dijo volar? Mamma mía, impresionante.

    El cambio manual no lo termino de ver, perdonadme quemadillos.