Maserati MC20: Motor V6, 630 CV y 1.470 kg de peso

0

La marca del tridente ya tiene un nuevo supercoche en su catálogo: se trata del Maserati MC20, un deportivo de motor central con 630 CV y un 0-100 km/h en tan sólo 2,9 segundos con una velocidad máxima de 325 km/h. Un modelo concebido para ser inicialmente un Alfa Romeo pero que finalmente acabó siendo este Maserati. Su nombre además es un guiño al año 2020 mientras que MC es en relación a Maserati Corse.

Mide 4,67 metros de longitud, 1,96 metros de ancho y 1,22 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2,7 metros. Su peso en báscula es de 1.470 kg. Y aunque no sea un elemento que el cliente tipo de este vehículo vaya a tener muy en cuenta, dispone de dos maleteros, uno delantero con 50 litros de capacidad y otro trasero de 100 litros de capacidad.

Su diseño se ha desarrollado en el Centro Stile de Maserati en Turín. Giovanni Ribotta, diseñador jefe de la carrocería del modelo, ha puesto de manifiesto algunos aspectos como la clara inspiración de la que ha servido el MC12 para su desarrollo en términos de diseño, o que la aerodinámica ha sido clave en todo su proceso. El proceso de diseño de la aerodinámica ha necesitado de más de dos mil horas en el Túnel de Viento de Dallara y más de mil simulaciones CFD (Computational Fluid Dynamics) para obtener el resultado final.

Maserati MC20: Motor V6, 630 CV y 1.470 kg de peso

El propulsor empleado es un V6 con doble turbocompresor denominado Neptuno asociado a una caja de cambios automática y de doble embrague que envía la potencia a las ruedas traseras mediante un diferencial autoblocante mecánico (en opción puede contar con ajuste electrónico). El sistema de frenos está formado por discos de 380 mm en el eje delantero y pinzas Brembo de seis pistones, mientras los traseros cuentan con discos de 350 mm y pinzas Brembo de cuatro pistones. Si se quiere ir más allá, se pueden montar carbocerámicos en opción.

Maserati MC20: Motor V6, 630 CV y 1.470 kg de peso

Dispone de cinco modos de conducción: GT, Wet, Sport, Corsa y ESC OFF. Este último, como ya sugiere su nombre, desconecta las ayudas electrónicas, algo pensado fundamentalmente para emplear en circuito.

Su interior nos recuerda mucho al del 4C y dispone de dos pantallas de 10 pulgadas, una para la instrumentación y otra para el Sistema Multimedia Maserati (MIA), además de contar con una consola central realizada en fibra de carbono que dispone de un sistema de carga inalábrmica para smartphones, selector de modos de conducción, elevalunas eléctricos, controles del sistema multimeida, botones de selecciones de velocidad y un compartimento de almacenamiento en el reposabrazos.

You might also like