Motor, competición y nuevos lanzamientos

Maserati Quattroporte diésel: Tuyo desde 107.060 euros

0

Maserati va a por todas. Pero teniendo en cuenta que para lograr un éxito más que aceptable en el mercado europeo, una mecánica diésel es casi obligada en la gama. Por ello, ahora han introducido en su berlina estrella un propulsor diésel que debería ayudar aún más si cabe a afianzar su expansión comercial y poder, a su vez, poder alcanzar las ambiciosas expectativas de crecimiento que tienen de 50.000 unidades para 2015, aunque aún falta la llegada del SUV que será determinante para dicho objetivo.

Concretamente, emplea un V6 fabricado por VM Motori y desarrollado por Paolo Martinelli (ingeniero y ex-director del departamento de motores de Ferrari F1) cuenta con una potencia de 275 CV con un par máximo de 600 Nm que le catapultan de 0 a 100 Km/h en 6,4 segundos. La velocidad máxima se establece en 250 km/h. Eso sí, lamentablemente no se han dado a conocer por el momento las emisiones y consumo medio medio homologado.

Con esta incorporación, la sexta generación queda conformada actualmente por un V8 de 3.8 litros y 530 CV correspondiente a la variante GTS, el Quattroporte S y S Q4 (tracción total, misma denominación que la empleada en otras marcas del grupo como Alfa Romeo) con motor V6 de 3 litros y 410 CV, y ahora lo hace con el recién introducido V6 de 3 litros.

 

Es diésel, sí, pero no renuncias a un sonido más deportivo

 

Una de las características más especiales de esta variante es la incorporación de un modulador de sonido en los escapes denominado Maserati Active Sound y que cuenta con dos modos de funcionamiento, que mitigan el sonido típico a diésel e incluso lo mejoran para dotarle de mayor acentuación y deportividad, una característica que es de agradecer, puesto que muchos fabricantes en lugar de apostar pro soluciones así, directamente apuestan por sintentizadores en el habitáculo, una solución mucho más barata y a nuestro modo de ver, mucho menos sugerente.

Si te interesa esta noticia...