Mazda 3 2019: Con más tecnología que nunca y un motor híbrido

0

Era una de las novedades que esperábamos con más ansia antes de cerrar el presente año: el Mazda3 2019, aquí tienes a la cuarta generación del compacto nipón. Tal y como ya nos habían anticipado en los teasers, llega con dos variantes, una compacta de cinco puertas y otra sedán.

Mazda 3 2019: Con más tecnología que nunca y un motor híbrido

Reemplaza al modelo saliente del 2013 y llega con una estética muy llamativa, además de un elenco de novedades tecnológicas que vamos a desgranar un poco más en detalle a continuación. Este modelo continúa contando con una vocación global, y en ambos casos, su frontal se muestra dinámico y deportivo, sin caer en elementos que recarguen demasiado el junto. Existe una gran diferencia en la integración del tercer volumen en el sedán frente al compacto, tanto en la forma de las ventanas de las puertas traseras como en el propio pilar trasero.

Mazda 3 2019: Con más tecnología que nunca y un motor híbrido

Su habitáculo se apunta también a las pantallas flotantes, con una de 8,8 pulgadas y en la que se integra el sistema de infoentretenimiento, complementando también a la pantalla de 7 pulgadas del cuadro. Líneas horizontales y sencillas, donde se ha prescindido de un importante número de botones y con un claro enfoque al conductor. El resultado es un habitáculo moderno, acogedor y con una calidad percibida lejos de toda duda.

En materia de equipoamiento, el Mazda3 2019 contará con numerosos sistemas de ayuda a la conducción como un control de crucero adaptativo con función de arranque y parada automático en atascos, alerta de tráfico cruzado frontal además de un detector de fatiga y cansancio del conductor.

Mazda 3 2019: Con más tecnología que nunca y un motor híbrido

Mazda se ha desmarcado hasta la fecha del resto de fabricantes en materia de motores, como por ejemplo, no apostando por la sobrealimentación de manera masiva. Aunque todavía no contamos con información en profundidad sobre sus motores, sabemos que tendremos a disposición un abanico con bloques 1.5 y 2.0 gasolina además de un diésel de 1.8 litros, estrenando también el bloque SKYACTIV-X de 2 litros con compresor volumétrico (desmarcándose un poco de la tendencia empleada hasta la fecha) y que como ya te contamos, asemeja su funcionamiento al de un diésel, ya que la quema de la mezcla aire-combustible se logra por compresión y no mediante una bujía. Habrán disponibles una caja de cambios manual y otra automática de convertidor de par, en ambos casos de seis velocidades.

Dependiendo del mercado, además, se podrá incorporar un sistema de tracción integral permanente (i-Activ AWD) junto con el sistema de conducción V-Vectoring Control Plus.

Si te interesa esta noticia...