¿Por qué el Mazda MX-30 tiene una batería pequeña? La firma nos lo explica

0

El Mazda MX-30 es el primer vehículo eléctrico de producción de la firma nipona, sin embargo, para muchos ha sido una decepción debido al reducido tamaño de su batería, y por consiguiente, de la autonomía que podrá ofrecer cuando aterrice en el mercado. Y es que, la encargada de mover el motor eléctrico de 144 CV (106 kW) tiene tan sólo 35.5 kWh, que darían para una autonomía aproximada de 210 kilómetros. Pero… ¿qué dice Mazda al respecto?

Christian Schultze, director del departamento de I+D europeo ha respondido a esa pregunta. Y la respuesta ha sido cuanto menos inquietante, ya que asegura que la capacidad de la batería se ha dimensionado para hacerla equiparable al total de emisiones de CO2 que emite un vehículo diésel a lo largo de su ciclo de vida. Incluso ha afirmado que si sustituyes tu batería tras 160.000 km, el total de emisiones del vehículo seguiría siendo similar.

Es más, Schultze llegó a afirmar que si optaban por una batería de 95 kWh generaría emisiones de CO2 considerablemente más altas en el ciclo completo de vida del respecto a un diésel equivalente, y que su sustitución agravaría todavía más este punto.

No deja de ser chocante, en cualquier caso, que estén adoptando esta estrategia cuando el resto de fabricantes están apostando por baterías de mucha mayor capacidad que la que ofrece el MX-30 para poder ofrecer alternativas reales a los vehículos de combustión de su catálogo. Está claro que el MX-30 llega en estos momentos como un producto para salvaguardar la media de emisiones del fabricante y que de esta forma no tengan que pagar multas, pero… ¿hasta cuándo seguirán apoyándose en esta estrategia sin perder competitividad frente a otros fabricantes?

Vía: Automotive News

También podría gustarte