Motor, competición y nuevos lanzamientos

Mazda se plantea la propulsión trasera como elemento diferenciador

0

Reino Unido: El Mazda MX 5, el más fiable según What Car?

¿Recuerdas que BMW optó por emplear la tracción delantera en lugar de la propulsión trasera en la nueva generación del Serie 1 que está desarrollando, porque afirmaban que la mayoría de los clientes de ese modelo no sabían ni que tipo de tracción llevaba su coche? Es solo un ejemplo de los muchos que existen durante las últimas décadas de fabricantes que en relevos generacionales han optado por apostar por la tracción delantera en lugar de la propulsión, con el objetivo de ahorrar costes.

Sin embargo, no nos vamos a engañar. Para alguien que tenga unas nociones básicas es un elemento diferenciador (y las marcas, obviamente, lo saben y posicionan sus productos como tal) y que puede hacer más atractiva la adquisición de un modelo concreto, entre otras cosas, por la diversión que aporta a la hora de conducirlo.

Tras el RX-8, y ahora el MX-5, habrían más modelos RWD

Pues bien, según unas informaciones que publican en Edmunds, los ingenieros de Mazda estarían considerando seriamente una gama de modelos de propulsión trasera, a fin de poder diferenciarse claramente del resto de fabricantes generalistas y darle algo más de ‘caché’ a la marca. ¿Qué modelo tendría más papeletas para recibir la propulsión trasera a priori? Bajo mi punto de vista, el Mazda6. Sin embargo, desde arriba, están poniendo pegas por los costes adicionales de producción y desarrollo que supone algo así.

Recordemos que además, Mazda está desarrollando conjuntamente con Alfa Romeo la nueva generación del MX-5, y la firma italiana también estaba buscando desde hace algún tiempo el empleo de la propulsión trasera en algunos de sus modelos más terrenales a fin de poder acercarse más a sus rivales alemanes, así que tampoco sería descabellado que se embarcaran en otro proyecto así.

Vía: Edmunds

Relacionado