Motor, competición y nuevos lanzamientos

El McLaren 500S ya está de camino, ¿qué esperamos realmente?

0

El McLaren P13 será conocido desde ahora como 500S, ya que es el nombre que se ha filtrado a través de informaciones llegadas desde el Reino Unido. No es la parte que más nos importa de este coche, eso desde luego. Porque el P13 está destinado a ser el eje principal de la firma británica, a pesar de que será notablemente más lento que sus compañeros de gama.

¿Por qué digo esto? Del P13 os he hablado largo y tendido en MotorAdictos, pero hoy tenemos que profundizar un poco más en ello. El 500S será el baby McLaren por excelencia, y tomará lo mejor y lo aprendido del mercado donde compiten el 650S y el P1, para otorgar un coche que podría ser un verdadero y posible número uno en este mercado de deportivos.

Una potencia muy eficaz

El McLaren 500S tendrá un mercado claro y conciso, donde se encuentran entre otros, el Porsche 911 Turbo S, el Audi R8 V10 (que ya está camino de recibir una nueva generación), el Ferrari California T… en general, deportivos de alta gama que no llegan a ese umbral de potencia brutal reservado para los superdeportivos. En el caso del 500S, el motor será el mismo que el del 650S, un V8 Twin Turbo de 3.8 litros que estará preparado y optimizado para rendir una potencia menor, que se clavará en 500 caballos. Con esta potencia y gracias a una aerodinámica casi perfecta y un chasis desarrollado casi íntegramente en fibra de carbono, encarará rivales a priori mucho más potentes y rápidos en pista. ¿Qué te parece?

Una base sólida

El chasis del 500S será un derivado del que ya se usa en el resto de la gama, buscando mejorar aún más las capacidades dinámicas tanto en carretera como en asfalto. La firma británica desarrollará un total de tres versiones diferentes, incluyendo el coupé y modelo base, además de un descapotable (500S Spider) y una versión de competición y que será apta para circular por carretera (500S GTS), el cual podría incluir un exterior digno de un coche de competición y una mecánica mejorada además de una potencia superior a los 550 caballos.

No obstante, hay que recalcar que McLaren apostará más por tecnologías extraídas directamente de la experiencia en competición, incluyendo una importante reducción de peso, el uso de tecnologías de recuperación de energía en frenada, y queda la puerta abierta a un posible 500S híbrido. Divagando un poco, podríamos tener en cuenta que existe la posibilidad de que sea híbrido de serie, suponiendo un punto muy a favor en cuanto a consumos de carburante y emisiones contaminantes.

El diseño es una incógnita

Las informaciones que han llegado desde el Norte ponen sobre la mesa un diseño que para nada está finalizado y que contempla la posibilidad de cambios de diseño muy notables, suponiendo prácticamente una evolución en comparación con el P1, que es la actual base de diseño de McLaren, por así decirlo.

Respecto al debut, tenemos en claro que aparecerá antes del próximo verano, con casi total seguridad en el Salón del Automóvil de Ginebra. En marzo McLaren presentará la versión base y la variante descapotable llegará poco después. Exponiendo una opinión personal, el Salón de Detroit también podría estar entre los planes de la firma inglesa y posicionar el 500S Spider directamente en el salón suizo. El mercado norteamericano está cobrando una importancia notable en las firmas europeas de deportivos, tanto que ya marcas como Ferrari o Lamborghini optan por Los Ángeles o Detroit para presentar algunos de sus coches más importantes. Aunque eso sí, el 500S GTS no aparecerá como mínimo, hasta seis meses después. Pero por entonces, el 500S ya habrá sido un muy buen anticipo de lo que nos deparará McLaren en sus cambios de diseño.

Si te interesa esta noticia...