Motor, competición y nuevos lanzamientos

Mégane Renaultsport 250

2

No cabe duda de que si algo debemos agradecerle a Renault, es en estos tiempos donde cada vez más marcas dejan de lado su deportividad y pasión que siempre les han caracterizado para dedicarse al desarrollo de coches híbridos o más eficientes en vista de la creciente demanda de estos.

Y es que, en la actual gama de Renault, podemos encontrar tres modelos diferentes con versiones deportivas que resultan muy eficaces y divertidos en el asfalto, es decir, que los del rombo no se dignan únicamente a poner un motor más potente y frenos de mayor tamaño, sino que desarrollan esa versión pensando exclusivamente en ser la mejor de su categoría a la hora de pelear contra el crono.

Con la anterior generación del Mégane, en sus versiones deportivas, todas estas virtudes anterioremnte citadas siempre quedaron muy patentes, pero aún más con la llegada del R26-R, donde hemos visto como Renault ha sacado un coche radical a la par que efectivo capaz de hacerse un llavero con coches de mucha mayor potencia y coste.

Ahora Renault acaba de presentar sobre la nueva base del Mégane la versión RS 250, de la que vamos a tratar un poco a continuación. Equipa un motor gasolina turboalimentado de 2 litros con 250 CV con un par de 340 Nm a 3.000 RPM acoplado a una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Estéticamente, siguiendo la tradición, presenta numerosos cambios respecto a las versiones tradicionales, como pasos de rueda ensanchados, alerón posterior, taloneras laterales, salida de escape central, nuevo paragolpes delantero pintado parcialmente en negro con luces diurnas LED, retrovisores pintados en negro, difusor trasero, llantas de aleación específicas, etc. Ya en su interior, encontramos unos asientos con soporte lateral (pudiendo equipar en opción unos deportivos de Recaro), pedales en aluminio, instrumentación específica y volante deportivo.

También destacamos un dispositivo que permite variar entre tres modos distintos para regular la intrusividad del control de estabilidad: On (conectado completamente), Sport (ESP mucho menos intrusivo) y Off (desconectado completamente). Además, cuenta en el centro de su salpicadero con una pantalla que muestra informaciones tales como: aviso de cambio de marcha, tiempo en hacer el 0-100 Km/h, aceleración lateral, tiempo por vuelta, mapeado del acelerador, etc.

 

Vía: Renault

Si te interesa esta noticia...
  • Rene

    Una pequeña errata que he encontrado en el artículo: en todo caso serían 340 Nm a 3.000, no a 3.0000. Un pequeño desliz en los ceros.
    Por lo demás, una delicia de coche. Aplaudo lo que tú has citado, el hecho que Renault no se ponga a espaldas de la deportividad, como hacen (tristemente) muchas marcas últimamente, por ejemplo, Honda.

  • Carlos

    Solucionado, gracias por el aviso.