Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Mercedes SLK cumple 20 años: ¿Qué ha supuesto en la industria?

0

 

A comienzos de los años 90, algunas revistas alemanas como Auto Motor und Sport, comenzaban a hablar sobre un descapotable biplaza que se estaba fraguando por parte de Mercedes, apuntando a un hipotético lanzamiento en el año 1992. Parece ser que tuvo algunas complicaciones o retrasos, puesto que no pudimos ver los primeros prototipos hasta el año 1994 en el Salón de París.

El Mercedes SLK cumple 20 años: ¿Qué ha supuesto en la industria? 3

No fue hasta el año 1996, en el mismo Salón de Turín en su edición número 66, cuando pudimos conocer la variante definitiva de producción de éste modelo cuya característica principal -y bastante avanzada en la época- era su techo duro retráctil. Y fue precisamente esto su principal argumento de venta, al lograr mejorar la insonorización frente a los techos de lona así como la seguridad. Sus inicios en el mercado tuvieron una acogida espectacular: Mercedes tenía previsto fabricar 36.000 unidades anuales y los pedidos durante el primer año llegaron a las 55.000 unidades, generando unos plazos de entrega que se prolongaban hasta 2 años.

2012 Mercedes-Benz SLK-Class.

Inicialmente, se lanzó con dos motorizaciones, el SLK 200 y el SLK 230K. Ya en el año 2000, con motivo de su lavado de cara, aterrizó también el SLK 320 de seis cilindros y 218 CV para posteriormente culminar con la variante de altas prestaciones SLK 32 AMG con 354 CV. Una variante que dio una vuelta de tuerca en la segunda generación con el SLK 55 AMG. En la actual generación (la tercera, para más señas) hemos podido ver como se ha introducido incluso una opción diésel inédita entre vehículos de esta categoría como es el caso del 250 CDI.

Las generaciones existentes hasta la fecha del SLK acumulan 670.000 unidades, de las cuales, 311.000 corresponden a la primera generación. Al SLK todavía le queda cuerda para rato, pese a que ya no sea un segmento con tanta demanda como hace años en detrimento de lo SUV. La duda que nos queda es… ¿se seguirá manteniendo fiel al techo duro retráctil o volverá a apostar por el techo de lona como sucede en el caso del BMW Z4 de nueva generación?

Relacionado