Motor, competición y nuevos lanzamientos

Michael Schumacher nos cuenta las peculiaridades de su volante

0

Quizás la parte más necesaria e indispensable de un automóvil sea su volante, un “utensilio” que puede llegar a ser mucho más complejo y sobre todo caro. Muy atrás en el tiempo han quedado esos volantes que tan sólo se usaban para cambiar de dirección o tocar la bocina ya que lo más lógico es que, hoy día, podamos además controlar el equipo de audio, teléfono, configuración del ordenador de a bordo…

Aunque parezca que esto es muy complejo y complicado, nada más lejos de la realidad. Prueba de lo que digo la tienes en cualquier volante de un monoplaza cualquiera de la Fórmula 1 actual, un volante que básicamente sirve como panel de control, visualización de información y centro de comunicación con el equipo además de montar levas para el cambio o botones para controlar desde el par motor a la mezcla de combustible.

Como es lógico en un volante literalmente plagado de botones, desde esto se pueden controlar prácticamente todos los parámetros del vehículo como botones para engranar el neutro, controlar la velocidad al pasar por el pit-lane, botón para activar el KERS, para confirmar la entrada en boxes del piloto…

Vía: motorauthority

Si te interesa esta noticia...