MINI John Cooper Works Challenge: 100 unidades para calle con esencia de competición

0

¿Un MINI con enfoque tandero de fábrica? Los británicos podrán disfrutar de él, pero eso sí, sólo contarán con un total de 100 unidades en el mercado. Se trata del MINI John Cooper Works Challenge que conoceremos en el Goodwood Festival of Speed 2016. 

Para ello, han empleado una fórmula habitual entre los que nos gusta de vez en cuando escaparnos al circuito y tenemos que tener el coche habilitado por ello: mejorar suspensiones, frenos, motricidad con el suelo y reducir masas no suspendidas.

De hecho, el motor empleado es el mismo del MINI JCW convencional, el 2 litros de cuatro cilindros con 231 CV y 320 Nm de par con la caja manual de seis velocidades con el que realiza el 0-100 km/h en 6,3 segundos. Ahora bien, dado que es una edición especial enfocada fundamentalmente a mejorar su comportamiento en pista y hacerlo más radical, se centra todo en la parte ciclo.

MINI John Cooper Works Challenge: 100 unidades para calle con esencia de competición 10

Su chasis se nutre directamente de piezas de la competición MINI Challenge tales como la suspensión Nitron de cuerpo roscado con ajustes en extensión, altura y compresión (viniendo de serie con los ajustes de calle, aunque el cliente podrá personalizarlos él mismo). También suma un diferencial autoblocante mecánico Quaife para mejorar su motricidad con el asfalto.

Algo que también repercutirá en una mejora loable de su comportamiento son las llantas de aleación Team Dynamics de 17 pulgadas de color negro, que además de ser 1,5 kg más ligeras que las del modelo convencional (con lo que ello supone por ser masa no suspendida), también están dotadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup en medidas 215/45 que ahorran otro kilogramo adicional. Los frenos vienen firmados por Brembo y las pastillas son de Mintex.

MINI John Cooper Works Challenge: 100 unidades para calle con esencia de competición 17

Aerodinámicamente también recibe un alerón trasero en el techo, difusor trasero y labio delantero específico. ¡Ah! También lleva un escape deportivo JCW Pro controlable por Bluetooth con dos modos en función del ruido que queremos que emita.

Su precio es de 40.300 euros al cambio actual (32.000 libras), no es nada barato, aunque es un aparato bastante serio para hacer curvas…

MINI John Cooper Works Challenge

 

Si te interesa esta noticia...