Motor, competición y nuevos lanzamientos

Monóxido de carbono + tandas de coches

0

La muerte por intoxicación de monóxido de carbono es un tipo de muerte que destaca porque no sientes ningún dolor antes de iniciar el viaje hacia otros derroteros. Es por eso, que el vídeo de hoy resulta bastante impactante, por lo cerca que está el protagonista de la muerte.

Todo se remonta a unas tandas de coches en el circuito de Ahvenisto, en Finlandia, donde el piloto conduce su Toyota MR2 turbo tranquilamente. Pasan los minutos y comienza a oler a gasolina, pero él hace caso omiso y continúa corriendo. Parece ser que durante los primeros minutos pese a percatarse del olor a gasolina (concretamente, en el 1:22), no tiene conocimiento de que existe una fuga de escape que está comunicada con el interior del coche.

El primer fallo cometido por el piloto es que tiene todas las ventanas del habitáculo subidas, y el techo targa colocado, así que naturalmente los efectos de la intoxicación por monóxido de carbono se hacen patentes mucho antes. Las primeras señales vienen en forma del empañamiento de las ventanas, seguido de una pérdida de reflejos por parte del piloto, hasta que finalmente detiene el vehículo, atina a quitarse el casco para finalmente desvanecerse.

Lo más preocupante es que el equipo de asistencia presente en el circuito, pese a percatarse del estado del conductor, y de que el habitáculo del coche está cerrado, están durante un buen rato intentando llamar su atención desde el exterior del vehículo hasta que finalmente se deciden a romper un cristal y rescatarlo. En los análisis médicos, el nivel de monóxido de carbono en sangre era del 67%, por lo que podemos decir que prácticamente ha vuelto a nacer.

¡Gracias a Fernando por el soplo!

Si te interesa esta noticia...