Motor, competición y nuevos lanzamientos

El motor V8 de 5.5 litros de Mercedes se jubilará el próximo año

0

Los motores de grandes cilindradas, debido al downsizing y los nuevos cánones del mercado, están condenados a ir reduciendo paulatinamente su cilindrada o a trabajar con motores eléctricos a fin de poder cumplir con las nuevas normativas de emisiones que vayan apareciendo en la Unión Europea.

Es el caso de Mercedes con su propulsor V8 de 5.5 litros de inyección directa. Un propulsor que fue introducido en el año 2011 con el objetivo de suceder al M156, un V8 de 6.2 litros y en cuya sucesión ya quedaba patente la filosofía downsizing que también comenzaron a aplicar otros fabricantes. Cabe destacar además que este propulsor M157 cumple con la normativa de emisiones Euro 6 y que ha sido empleado en modelos como el GL, G, ML, E, S, CLS, SL así como el CL.

Aún le queda algo de vida

El sustituto del mismo ya está en marcha, y de hecho, ya se comercializa. Se trata del V8 de 4 litros twin-turbo ya visto en el Mercedes AMG GT, pero no será el único en hacer uso de este propulsor, ya que también hemos podido saber que el nuevo C63 AMG hará uso del mismo bloque. Y no supone ni mucho menos un paso atrás, si tenemos en cuenta que este bloque V8 de cuatro litros es más eficiente y prestacional que el M157. Un dato no menos interesante, es que para las versiones AMG más potentes, se podría emplear dicho V8 de 4 litros pero en configuración híbrida.

En cualquier caso, esto no supone la muerte súbita del M157, que continuará estando disponible hasta el próximo año 2016. De hecho, pudimos conocer como el reciente GLE Coupé 63 AMG estará equipado con él, así como el Clase S Coupé.

Vía: Autocar

Relacionado