NISMO lanza un servicio de restauración de Nissan Skyline clásicos… pero costará más de 350.000 euros

0

Si has seguido estos últimos años los precios de los Nissan Skyline R32 GT-R en el mercado, habrás comprobado que su precio se ha multiplicado x2 y x3 en cuestión de pocos años debido a la oferta-demanda del modelo. NISMO es consciente de ello, por ello ha lanzado un programa de restauración de clásicos -siguiendo la estela de muchos otros fabricantes como Porsche, Aston Martin, Mazda o Land Rover- y ha empezado nada menos que con el Skyline GT-R R32.

Este programa de restauración consiste en dejar la unidad en el chasis, despojándola de cualquier tornillo, soporte y anclaje. En ese momento, se pinta el chasis de color blanco y se usan tecnologías de 3D avanzado para detectar cualquier imperfección o deformaciones en el chasis, y en caso de ser encontradas, se reparan. Si el cliente lo desea, se puede dejar el metal desnudo para posteriormente sumergirlo en un baño anticorrosión para eliminar cualquier rastro de óxido.

Con una máquina se valida también la rigidez torsional del monocasco antes de volver a instalar los insonorizantes y enviar la carrocería al panel de pintura para pintarla en un color personalizado o en el color original.

NISMO lanza un servicio de restauración de Nissan Skyline clásicos... pero costará más de 350.000 euros

Mecánicamente, el propulsor RB26DETT de seis cilindros en línea se desmonta y se comprueban todas las piezas móviles (dimensiones, peso…) para restaurar o mecanizar todo aquello que lo requiera. El cliente, además, podrá elegir si desea restaurar mecánicamente el motor de acuerdo a las especificaciones de fábrica o prepararlo de acuerdo a las especificaciones de NISMO.

NISMO lanza un servicio de restauración de Nissan Skyline clásicos... pero costará más de 350.000 euros

Su instalación eléctrica se revisa minuciosamente para ser reparada en caso de ser necesario, mientras que los frenos y suspensiones se reconstruyen para funcionar como el primer día.

Respecto a su interior, debido a que los retardantes de incendio de los años 80 que emplea están obsoletos, se ofrecen dos opciones a los clientes: una es que se retapice con los mismos materiales empleados en el GT-R actual, o en su lugar, que NISMO limpie y restaure los ya existentes.

Cuando se acaba la restauración, NISMO somete a una serie de prueba dinámicas al vehículo para garantizar que todo funciona como corresponde. Y ojo, porque dichas pruebas se realizan en el circuito de pruebas de Nissan con un piloto oficial de NISMO.

¿El problema? Su precio. NISMO anuncia un precio estándar de referencia de 45.000.000 yenes, es decir, 355.000 euros al cambio actual.

También podría gustarte