No es chino, pero el Nissan NP300 Hardbody obtiene 0 estrellas en las pruebas de impacto de la Global NCAP

0

Si hace no tantos años nos escandalizaban los crash test de muchos coches chinos (especialmente, aquellos que reutilizaban plataformas con más de 20 y 30 años de antigüedad), a día de hoy han mejorado considerablemente y el uso de plataformas propias en muchos casos les ha permitido dar un paso adelante en ese sentido. Sin embargo, los fabricantes tradicionales no están exentos de este tipo de prácticas, ya que algunos las llevan a cabo en modelos que comercializan en países emergentes donde las leyes son mucho más laxas.

Y sí, esto pasa en la actualidad. El último caso ‘destapado’ nos viene desde Sudáfrica, donde la Global NCAP y la Asociación de Automóviles (AA) de Sudáfrica han dado a conocer los resultados de la segunda ronda de pruebas de choque de vehículos del mercado africano y uno de ellos ha destacado especialmente sobre los demás: se trata del Nissan NP300 Hardbody.

Pese a lo que nos pueda sugerir su nombre en términos de robustez y seguridad (‘cuerpo duro‘), nada más lejos de la realidad. El propio organismo lo define con una alta probabilidad de lesiones con riesgo de muerte en accidente. El resto de modelos examinados en esta ronda fueron un Toyota Yaris, Kia Picanto y Hyundai i20, que obtuvieron mejores puntuaciones, siendo, curiosamente más económicos que la pick-up.

Desde el organismo se han mostrado bastante críticos con Nissan, ya que no consideran aceptable que una marca de carácter global fabrique un vehículo capaz de lograr estas puntuaciones en una prueba de impacto como esta que se realiza a 64 km/h y donde ha mostrado una deficiente protección a los ocupantes adultos, en especial, a la cabeza y pecho de los mismos.

Si te interesa esta noticia...