Motor, competición y nuevos lanzamientos

Opel Insignia GLP ecoFLEX

0

insidi

El Opel Insignia ya puede prescindir desde ahora al igual que alguno de sus competidores de contar con una versión capaz de funcionar con GLP (Gas Licuado de Petróleo). Esta versión resulta muy interesante si buscamos principalmente una gran autonomía y un repostaje más barato.

Para la instalación del depósito GLP en el Insignia, Opel ha optado por aprovechar los 42 litros del hueco de la rueda de repuesto. Así que en su lugar carece de esta y cuenta con un kit de reparación de pinchazos. Esto en ningún caso resta capacidad de carga al maletero, puesto que únicamente ocupa el hueco donde va situada la rueda de repuesto.

Actualmente, el uso de GLP resulta interesante puesto que el litro sale a 0,69 euros y su precio no variará hasta 2018 que es hasta cuando está congelado su gravámen. Por lo que de momento, hasta que su precio deje de estar congelado, si vamos a hacer bastantes kilómetros como para amortizar la diferencia respecto a una mecánica gasolina tradicional.

El propulsor gasolina elegido en el Insignia GLP es el 1.4 Turbo de 140 CV, que usando GLP (permite conmutar entre el uso de ambos combustibles a través de unos botones del salpicadero) homologa un consumo de  7,6 L/100, con unas emisiones de 126 g/km de CO2.

Por el momento sólo está disponible en Alemania y Opel no ha confirmado si llegará a Europa.

Relacionado