Motor, competición y nuevos lanzamientos

Llegan los nuevos motores CDTI a los Opel Mokka e Insignia

0

Opel continúa apostando por la renovación de sus propulsores diésel en algunos de sus modelos más populares, como son los Insignia y el Mokka. Por ello, ha introducido en el caso del Mokka el 1.6 CDTi de 136 CV, mientras que el Insignia hace gala del 2.0 CDTI.

¿Cuáles son las características comunes de estos dos nuevos propulsores? Además de reducir el consumo y emisiones, mejorar el refinamiento en marcha, ser más rápidos que sus antecesores y además, cumplir con la normativa de emisiones Euro 6.

Opel Insignia 2.0 CDTI

Con 170 CV de potencia y 400 Nm de par, en esta evolución se logra un aumento del 4% de la potencia mientras que el par crece un 14%, todo ello, manteniendo los consumos. Este incremento de potencia repercute en unas prestaciones ligeramente superiores, como es el caso del 0-100 km/h, que antes necesitaba de 9,5 segundos y ahora de 9 segundos. Por su parte, la velocidad máxima es de 225 km/h, es decir, 5 km/h más que antes.

Llegan los nuevos motores CDTI a los Opel Mokka e Insignia 2

El 2.0 CDTI del Insignia está dotado de un sistema de Reducción Selectiva de Catalización (SCR), que mediante inyecciones de AdBlue es capaz de eliminar los óxidos de nitrógeno de los gases del escape motor.

Si queremos tracción total con esta motorización, tenemos la opción si optamos por la variante Country Tourer.

Opel Mokka 1.6 CDTI

Aterriza para relevar al 1.7 CDTi que ya acusaba cierta veteranía, contando con 136 CV y 320 Nm de par máximo. Va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o automática, además de tracción delantera y total (esta última tracción va exclusivamente asociada al cambio manual) y homologa un consumo medio de 4,1l/100 km con unas emisiones de 109 g/km, suponiendo una reducción respecto al 1.7 de 0,5l/100 km y 11 g/km.

Para reducir las emisiones, el 1.6 CDTi hace uso de la tecnología Lean NOx Technology, que trata los gases de escapes previos al filtro de partículas y reduce los óxidos de nitrógeno sin necesidad de un aditivo como el AdBlue del que sí hace uso el 2.0 CDTI.

 

Si te interesa esta noticia...