Motor, competición y nuevos lanzamientos

¡Otra vez! El rival del GT86 de Nissan vuelve a meterse en el congelador

0

¿Un culebrón venezolano? O algo peor. Cualquier definición para la historia del deportivo barato de Nissan se queda corta, tras un elenco de idas y venidas en forma de rumores y declaraciones por parte de diversos altos cargos de la marca. Cuando llega el momento en el que tenemos nuestras esperanzas en su punto más álgido tras unas declaraciones bastante positivas sobre su desarrollo, tiempo después, nos llega un espaldarazo que parece ser definitivo… ¿o no?

¿Recuerdas aquellos prototipos IDX Freeflow y IDx Nismo? Unos prototipos que evocaban la esencia pura del Nissan Silvia: propulsión trasera, aspecto singular, ligereza, motores sobrealimentados y económicos. Ya han pasado casi tres años de su presentación, y ha llovido mucho desde entonces, pero aquellos prototipos alimentaron de forma considerable nuestras ganas de ver algo así materializado en la calle.

De acuerdo a una entrevista realizada por parte de AutoExpress a altos cargos de Nissan en el Salón de Nueva York, estos han afirmado que mantendrán en el futuro el GT-R y la gama Z en la gama, pero que no habrá un modelo situado por debajo de este último de corte más económico con el que poder plantar cara al Toyota GT86 o el Mazda MX-5. ¿El motivo de rechazar su desarrollo? Básicamente, que necesitaría hacer uso de una nueva plataforma de propulsión trasera a la que ven difícil rentabilizar debido a que sería un modelo de nicho con unas ventas no muy elevadas.

Otra opción es que se te pase por la cabeza el uso de la plataforma del nuevo Alpine para dar vida a este nuevo deportivo barato. No es algo que contemplen en los cuarteles generales de Nissan, debido a la disposición de su motor, ya que no consideran que entre su imagen de marca esté la de representarse con un modelo de motor central.

Vía: Autoexpress

Relacionado