¿Pagar una suscripción para usar los asientos calefactables? En BMW ya es una realidad

0

La industria del automóvil, al igual que ya ocurre en la de tecnologías de la información, también quiere virar a un modelo de suscripción de servicios. Esto es algo de lo que ya venimos hablando desde hace mucho tiempo y que podríamos ver de forma habitual dentro de no muchos años.

Si bien es cierto que desde tiempo atrás ya tenemos en algunos fabricantes servicios de suscripción pero limitados a meras funciones de software (como por ejemplo, obtener información de tráfico en tiempo real), sin embargo BMW comienza a ir un paso más allá y ha comenzado a cobrar suscripción para poder usar algunos elementos de equipamiento de sus vehículos.

Por ejemplo, en la página de BMW Connected Drive podemos ver cómo se ofertan numerosos elementos de equipamiento para activarlos sin necesidad de pasar por el concesionario, como calefacción para el asiento del conductor y acompañante durante un mes por 17 euros, 1 año por 170 euros, 3 años por 270 euros e ilimitado por 385 euros. Lo mismo ocurre con el asistente de luz de carretera, donde encontramos 1 mes por 8 euros, 1 año por 80 euros, 3 años por 120 euros e ilimitado por 176 euros.

¿Sorprendido? Todavía hay más. El mismo modus operandi para la calefacción del volante: 1 mes por 9 euros, 1 año por 90 euros, 3 años por 150 euros e ilimitado por 209 euros.

Esto sucede con modelos que salen con todos estos sistemas de fábrica instalados, pero no activados, ya que para ello hay que pasar por la tienda mencionada anteriormente. El equipamiento de estos servicios es cierto que suponen un coste añadido para la marca por una parte, pero por otra un ahorro a unificar los equipamientos y poder de esta forma amortizarlos a posteriori con una activación a través de internet.

Si bien es cierto que por el momento ofrecen la opción ‘ilimitado’ que en la práctica supone disfrutar del servicio como cuando lo encargas con ese equipamiento a fábrica, si en algún momento deciden suprimir dicha opción y tener que depender de por vida de una suscripción, será cuando venga el verdadero problema para los actuales o futuros propietarios.

También podría gustarte