A partir de Julio de 2019, los coches eléctricos tendrán que hacer ruido: ¿Por qué?

1

La contaminación que emiten los coches con motor de combustión no atañe únicamente a las emisiones que emanan de su tubo de escape, también es partícipe la contaminación acústica que generan, aunque para esta última, no hay un protocolo de actuación como sí que lo empieza a haber en el primer caso. Dos problemas que parecían arreglados de un plumazo con los coches eléctricos (aunque en lo referente a las emisiones, en los eléctricos es una verdad a medias, porque su fabricación es mucho más contaminante).

Sin embargo, y ya desde su tímido desembarco en el mercado, este tipo de vehículos comenzó a suponer un problema para una parte importante de la población que muchas veces se deja guiar por el ruido que emiten los coches a la hora de cruzar una calle, o en el caso de los ciclistas, que en muchos casos usan su oído para saber cuándo se aproxima un vehículo.

Mucho se lleva hablando desde entonces y más aún, desde la cada vez mayor presencia de los mismos en las calles de implementar de fábrica un sistema sonoro de alerta para que los peatones y ciclistas puedan ser conocedores de la aproximación de un vehículo. Y finalmente, es una realidad, aunque no se hará efectivo hasta Julio de 2019.

En concreto, este sistema será obligatorio para vehículos híbridos y eléctricos que pesen por debajo de las 4,5 toneladas, incluyendo motocicletas y ciclomotores. El sistema entra en funcionamiento cuando circulan por debajo de 30 km/h ya sea hacia delante o marcha atrás y en ningún caso el sonido podrá ser desconectado. El resto de vehículos que no entren dentro de estas características, tendrán también que someterse a este sistema a partir del año 2021.

Todos los vehículos anteriormente descritos fabricados a partir del 1 de Julio de 2019 y comercializados en Estados Unidos y Europa deberán incluir este sistema, un sistema similar al que ya podemos encontrar, por ejemplo, en vehículos pesados cuando dan marcha atrás. Algunas marcas como Nissan ya se han adelantado a esta medida con el LEAF, que incluye lo que ellos denominan ‘Canto’ y que no es otra cosa que un sonido que emite por debajo de velocidades de 30 km/h.

Si te interesa esta noticia...
1 comentario
  1. Ernesto dice

    Lo de la marcha atrás es tan simple como poner dispositivo sonoro conectado a la luz de marcha atrás.
    En Canarias llegaron camiones japoneses HINO en al año 1974 y ya disponían de ese sistema.
    Luego supe que era standard en cualquier camión japonés.
    Yo lo puse en mi Land Cruiser del 76 y más de uno y de dos peatones despistados se pararon al oir el beep beep.
    Siempre me he preguntado, como una cosa tan simple y barata no es de SERIE en cualquier vehículo.
    Claro, que seguro vas a la ITV y te lo hacen quitar, como cuando puse otra de las cosas típicas de los coches japoneses de entonces, unos chivatos de color lila en los guardafangos delanteros que se apagaban cuando de fundía la luz de posición, además de ayudarte por las noche en carreteras oscuras.
    También en el coche de mi padre un Datsun 220C diésel (Cedric en Japón) tenía otras en la parte trasera debajo del cristal que veía por el espejo retrovisor, que se encendían al pisar el freno. Era un conjunto con dos minúsculas luces rojas que si cualquiera de ellas no se encendía era señal de que se te había fundido alguna de ese lado. Tuvieron fama los japoneses de copiar coches, pero en muchas cosas innovaron y ahí están.

Update CMP