Motor, competición y nuevos lanzamientos

Porsche 911 Turbo y Turbo S Cabrio: nueveonce sobrealimentado a cielo abierto

0

Desde Stuttgart han desvelado hoy los nuevos Porsche 911 Turbo y Turbo S Cabrio, que vienen a ser las variantes descapotables del Turbo y Turbo S. Y es que, el hecho de que vayas descapotado no quiere decir que debas renunciar a la eficacia sobre el asfalto, excelentes prestaciones y un diseño que nos enamora generación tras generación.

Sin embargo, para que se pueda dejar ver en vivo, aún tendremos que esperar hasta el día 20 de Noviembre, que es cuando se abren de forma oficial las puertas del Salón del Automóvil de Los Ángeles. Un movimiento completamente lógico y comprensible si tenemos en cuenta que estas variantes son bastante exitosas en el mercado norteamericano, donde cuentan con una amplia clientela.

En el caso de optar por la variante Turbo Cabrio, obtendremos una potencia de 520 CV que nos permite realizar el 0-100 Km/h en 3,5 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 318 Km/h con un consumo medio homologado de 9,9l/100 km y unas emisiones de 231 g/km. En el caso del 911 Turbo S Cabrio, la potencia es ligeramente superior: 560 CV, capaces de realizar el 0-100 Km/h en 3,2 segundos, alcanzar una velocidad máxima de 318 Km/h y un consumo medio homologado de 9,9l/100 km con unas emisiones de 231 g/km.

Como verás, pese a la diferencia de potencia existente, clavan algunos valores como consumo, emisiones y velocidad máxima. Sin embargo, como es lógico, valores como el 0-100 Km/h se ven mejorados en la variante Turbo S. En ambos casos, el propulsor es el mismo: el boxer de 3.8 litros acoplado a un cambio de doble embrague ‘PDK‘.

Respecto a los modelos que reemplazan, además de ser un 15% más eficientes, también mejoran sus registros de aceleración en 0,2 segundos. A fin de mejorar su dinámica, no faltan tampoco elementos en su dotación de serie como la aerodinámica activa o el eje trasero direccional.

Porsche-911-Turbo-Cabriolet-13

Capota a la vanguardia

Continuando con la tradición, la capota de lona se despliega o cierra únicamente en 13 segundos, eso sí, a una velocidad igual o inferior a 50 km/h. Esta cifra la sitúa como una de las capotas más rápidas en realizar la acción del mercado. Así mismo, también es destacable el arco de magnesio para que cuando se cierra el techo de lona continúe con la línea de perfil característica del 911 coupé.

Así mismo, otros de los cambios destacables son las aletas traseras, que ahora son más anchas en esta nueva generación del 911 Turbo, con 28mm adicionales respecto a un 911 Carrera 4. Una anchura bastante considerable y que especialmente vista desde la parte trasera, unido a la reducida altura del conjunto lo convierte en todo un ‘fat ass’ (culo gordo).

Un interior apto para los más exigentes

En su habitáculo, encontramos elementos como un sistema de sonido de alta fidelidad Bose. Si optamos por el Turbo S, en el habitáculo encontramos una tapicería en negro y rojo, junto con asientos Sport Seat Plus con multitud de reglajes y memoria. Encontramos además algunos elementos del mismo con un acabado simulando el efecto carbono. La carcasa de los mismos está realizada en cuero, contando con costuras dobles.

 

Porsche 911 Turbo y Turbo S Cabrio

 

Relacionado