Motor, competición y nuevos lanzamientos

Presentación: Subaru XV

1

Hace algunos días tuvimos ocasión de acudir a la presentación en Valencia del nuevo Subaru XV, un crossover que nos ha resultado interesante por varios aspectos, uno de ellos su comportamiento y ligereza, aunque también tiene otros “peros” que pasaremos a desgranar.

El segmento de los Crossover, pese a que el combustible es cada vez más caro, no deja de crecer ante la demanda ejercida por parte de los consumidores. Es por ello por lo que Subaru pretende que el XV sea uno de los modellos que más ventas acaparen en España dentro de la marca. En Subaru se han puesto mano a la obra y en este modelo también han recurrido a sus dos iconos de marca: la tracción integral (que por cierto, cumple 40 años en estos días y aprovecha para estrenar logotipo) y los motores bóxer (tanto gasolina como diésel).

Subaru España no lo ha tenido nada fácil durante 2011 debido al desastre natural ocurrido en Japón que todos recordaréis, dando como resultado que vendieran sólo 1079 unidades en total, cuando el año anterior comercializaron el doble. Como recordaréis, dicho desastre natural ocasionó multitud de problemas en gran parte de las fábricas de Japón que se traducen en retrasos en la producción y falta de abastecimiento a los concesionarios de todo el mundo. Por tanto, el objetivo de Subaru para el año 2012 es recuperar las ventas de 2012, situándose en las 2.000 unidades anuales comercializadas en nuestro país.

La gama de motorizaciones del XV se compone de tres variantes: un 1.6 gasolina de 117 CV, un 2.0 gasolina de 150 CV y un 2.0 diésel de 150 CV. El 1.6 homologa un consumo medio de 6,5l/100 km con unas emisiones de CO2 de 151 g/km, y va asociado a una caja de 5 velocidades con reductora. Por su parte, el 2.0 gasolina va asociado exclusivamente a un cambio CVT con levas (Subaru la denomina Lineartronic) y tiene un consumo medio de 6,6l/100 km. Finalmente, el 2.0 diésel tiene un cambio manual de 6 velocidades, con un consumo medio de 5,6l/100 km y unas emisiones de CO2 de 146 g/km.

Nosotros tuvimos ocasión de probar una unidad dotada con el propulsor bóxer diésel 2.0 de 150 CV. Resulta un motor agradable, con el que es fácil sacar unos consumos ajustados y tiene un buen refinamiento, si bien, personalmente, notaba en determinadas ocasiones un poco de falta de fuerza en bajas vueltas.

Pese a su altura libre del suelo (220 mm), sorprendentemente, se comporta de forma muy noble en carreteras con curvas asfaltadas, gracias a una suspensión firme que no balancea en exceso en curvas fuertes, pero que obviamente penaliza en confort. Fuera del asfalto, aunque el recorrido era por caminos forestales en mal estado no excesivamente bacheados, también presentaba un buen comportamiento, aunque obviamente, debido a la firmeza de su suspensión es aquí donde notaremos nuevamente cielta falta de confort. Su dirección tiene un tacto directo y preciso.

En nuestro caso, tuvimos la ocasión de llevar la versión tope de gama, denominada Executive PLUS que incorpora entre otros Smart Entry, botón de arranque, techo solar y asientos de cuero (con el problema que presentan muchos asientos de cuero, y es que el agarre en conducción dinámica no es muy bueno), cuyo precio arranca en los 31.000 euros.

IMG_3338

En lo que respecta a su habitáculo, el tacto y aspecto de los materiales es bueno, con multitud de plásticos mullidos y agradables al tacto, y con una ergonomía más que aceptable, si bien es cierto que presenta un diseño algo espartano y anodino, característica que se acrecenta aún más en las versiones básicas. El ordenador de a bordo con pantalla LCD que equipaba nuestra unidad -situado en la parte central del salpicadero- presenta múltiples funciones, y tiene un manejo intuitivo para poder conocer algunos datos del coche fácilmente. También puede programarse para recordar fechas tales como cumpleaños.

Otra problemática de los vehículos de su segmento, es el peso. El Subaru XV es uno de los más ligeros en su categoría, pesando 1.510 kg la versión dotada del bóxer diésel, repecurtiendo eso en un menor consumo y emisiones y un mejor comportamiento dinámico. Que ayudado por este factor, también es dentro de su segmento uno de los propulsores diésel que menos consume, ateniéndonos siempre a su consumo medio homologado (5,6 l/100 km).

Los acabados disponibles son: Advance, Sport, Executive y Executive Plus. El propulsor 1.6 únicamente está disponible con los acabados Advance y Sport. Desde el acabado de acceso a la gama “Advance”, encontramos: ordenador de a bordo, dirección asistida eléctrica, hill-holder, faros antiniebla, llantas de aleación en 17 pulgadas, climatizador, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, luz diurna, indicador de cambio de marcha, entre otros.

A continuación, la lista de precios:
1.6 Advance: 19.900 euros
1.6 Sport: 23.500 euros
2.0 gasolina Executive: 27.000 euros
2.0 gasolina Executive plus: 29.000 euros
2.0 Diesel Sport: 27.500 euros
2.0 Diesel Executive: 29.000 euros
2.0 Diesel Executive Plus: 31.000 euros

Presentación: Subaru XV

Si te interesa esta noticia...