La policía alemana detiene al presidente de Audi, Rupert Stadler, por el escándalo dieselgate

0

Los coletazos del escándalo ‘Dieselgate’ todavía continúan muy vivos, hasta el punto de que se acaban de llevar por delante al mismísimo presidente de Audi, Rupert Stadler, que acaba de ser detenido en referencia a este escándalo, tras la documentación aportada por parte de la Fiscalía alemana en la que acusaba a Stadler de fraude y falsedad documental junto con otro miembro de la junta directiva de Audi.

Esta detención sienta precedente, puesto que supone el arresto de mayor rango llevado a cabo hasta la fecha dentro del grupo, y aunque por el momento tan sólo permanece bajo custodia policial con una detención provisional (para evitar que Stadler pueda entorpecer la acción judicial destruyendo pruebas), lo cierto es que las cosas no pintan nada bien.

En concreto, la Fiscalía acusa a Audi de haber vendido a Europa y Estados Unidos desde 2009 un total de 220.000 vehículos dotados de software para manipular las emisiones de gases contaminantes. Hace algunas semanas, la policía también registró la vivienda personal de Stadler en busca de pruebas inculpatorias que pudieran ser de utilidad para el caso, junto con otros 20 sospechosos que están siendo investigados.

También, meses atrás, en Febrero, se realizaron registros en la central de Ingolstadt así como las oficinas de la fábrica de Neckarsulm. Desde la firma, aseguran estar cooperando con la justicia alemana y hace algunas semanas, la Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) tuvo que forzar a que el fabricante revisase los modelos A6 y A7 con el 3.0 TDI además de paralizar la venta de nuevos vehículos hasta suprimir el dispositivo que falseaba las emisiones de gases contaminantes, con un software que según avanzan desde algunas publicaciones sería distinto al que se ha podido ver hasta la fecha en otros modelos del grupo.

Si te interesa esta noticia...